Flores eléctricas, bichos comestibles y batidos de chicle en el bar La Passión de Valladolid

El café, junto a la Plaza de la Universidad, busca sorprender al cliente con una gastronomía fuera de lo común, insectos incluidos, y con una decoración digna de verse.

¡HAZNOS TU PROPUESTA!

 

¿Qué espacio en forma de bar o restaurante merece estar en nuestra sección de VallaLugares?

 

Puedes escribirnos a través de Twitter, Facebook o con un comentario en esta misma noticia si conoces algún lugar peculiar o interesante que crees que podemos visitar.

No es un café al uso, de esos que uno se encuentra por cualquier calle de Valladolid de casualidad. Y si se topa con él sin quererlo y no lo conoce, desde luego saldrá sorprendido. El Café La Passión, en la calle Ruiz Hernández que da a la Plaza de la Universidad, se caracteriza por dejar boquiabierto a todo aquel que atraviesa sus puertas. ¿Por qué? Por dónde empezar. Desde la decoración del lugar –hasta la de los baños, de lo más barrocos- hasta la carta, nada atiende a razones, algo que encanta al propietario, Marcos Esteban, quien gusta de hacerse llamar Marco Negroni.

 

Y es que no es muy habitual ir a la búsqueda de un café o una cerveza a la barra y encontrarse por el camino a un maniquí sin brazos y con sombrero de explorador o una imagen de un santo más propia de una iglesia que de un bar. “Vas cogiendo un poco de todos los sitios que visitas y que te sorprenden”, comienza Marco, quien abrió el lugar allá por agosto de 2008, de manera que pronto cumplirá ocho años. “La decoración no fuimos a una tienda el día que abrimos para comprarla, vienen de mis viajes por trabajo y placer. He ido recopilando cosas, soy un poco Diógenes”, ríe, antes de reconocer que su propia casa “es un poco como el bar”.

 

Pero no se trata solo del peculiar estilo que incluye sofás de escai o láminas que cambian de dibujo según desde el ángulo en que se mire. La oferta gastronómica es más que digna de mencionarse. Desde batidos de chicle o de algodón de azúcar hasta cervezas de importación de lo más extrañas,pasando por flores eléctricas o… ¡insectos! para comer.

 

“Otra de las cosas por las que queremos que este local sea único es por su oferta de batidos, coctelería y comidas. Desde los más normales de frutas hasta los más bizarros de chicle… Luego también están los insectos comestibles o las flores eléctricas”, explica Marco. Un momento, un momento, vayamos por partes, ¿qué son las flores eléctricas? ¿Los bichos que se comen son reales?

 

EXÓTICO Y MÁS

 

“Las flores eléctricas provienen de cordilleras latinoamericanas, las usan culturas de esos lugares en rituales chamánicos y en intervenciones dentales. Es como una margarita, pero sin pétalos”, relata el propietario de La Passión. “Cuando la masticas, se produce una salivación muy rápida y explosiva, luego se produce un adormecimiento de la cavidad bucal y acaba con una sensación eléctrica”.

 

Y luego está lo que probablemente más fama haya dado al espacio gastronómico, pese a que Marco preferiría que fueran los batidos de fruta natural o las cervezas de importación. Tan sencillo como grillos o saltamontes que se sirven a modo de ‘snacks’ con una apetecible salsa, al más puro estilo de El Rey León.

 

Y fruto de este batiburrillo de comida, decoración pintoresca y buenas vibraciones, el público acude, claro. “Una de las cosas que más orgullo me da de mi local es que mis clientes son desde jóvenes adolescentes que vienen a probar los batidos, pasando por los veintipicos y treintaipicos para probar las cervezas de importación, a otros más mayores. Hasta las amigas de mi madre vienen aquí a tomar unos tés”, presume Marco. Pero no se queda ahí.

 

“La Passión evoluciona día a día e incluso minuto a minuto. Hay cambios en la decoración que vienes de un viaje y traes una lámina nueva por una más vieja, las flores eléctricas que son un último descubrimiento, y si mañana encuentro otra cosa con la que sorprender la traeré, claro que sí”, concluye, satisfecho. Y es que para Marco llevar un bar es una auténtica ‘Passión’.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: