Florentino Pérez reconoce que Neymar "nos salía por 150 millones de euros"

El presidente del equipo blanco sigue sin desvelar quién será en entrenador la próxima temporada.

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, pasó revista a la situación del club antes del término de la presente temporada, destacó los planes de su próxima candidatura a la presidencia y reconoció que el fichaje del brasileño Neymar ascendía a cifras desorbitadas para la entidad.

  

"Neymar me parece un magnífico jugador. Si hubiera podido ficharle en condiciones que no alteraran el ecosistema del club, lo habría hecho. Los cálculos que hemos hecho, entre todo nos salía por más de 150 millones de euros, lo habría alterado todo", afirmó Pérez, que recalcó que había que negociar con diferentes enfoques, refiriéndose a su club de origen, su padre y un fondo propietario del 40% de sus derechos, reseñando que hubo posibilidad de ficharle "hace tres años" pero "el club no le dejó salir, le renovó".

  

Florentino Pérez desveló una de sus grandes cartas para su próxima candidatura a la presidencia del Real Madrid, basada en un exjugador del club. "Zidane es una persona que, además de ser muy competente en lo suyo, le pegó el madridismo y su única ilusión en este momento es el Real Madrid. Antes de ponerle nombre, me gustaría que el líder de todo el proyecto deportivo fuera Zinedine Zidane", aclaró, reseñando que espera que "entre él y el entrenador intentarán dar un salto cualitativo a la plantilla".

  

Sin embargo, Pérez no reseñó quién puede ser el nuevo técnico del Real Madrid tras la marcha de Jose Mourinho a final de temporada, negando que el acuerdo con Carlo Ancelotti. Además, tuvo palabras para el entrenador del Borussia Dortmund, Jurgen Klopp.

  

"Me gusta pero no sé si es el adecuado. Sus jugadores son más niños que los del Real Madrid", señaló Pérez, en referencia al preparador del actual subcampeón de Europa.

  

Sobre Mourinho sí tuvo más palabras el máximo mandatario madridista. "Nos ha puesto en el lugar que corresponde. Cuando yo entré no eramos cabezas de serie en la 'Champions', eso no es normal. La normalidad es serlo y llegar a semifinales, como mínimo", apuntó en una entrevista concecida al programa 'El Larguero', de la Cadena Ser, recogida por Europa Press.

  

Pérez explicó que la salida del portugués se debe a un "desgaste por la convivencia" y descartó que hubiese intención de echarle por parte de los jugadoers. "No he visto ningún motín. Esta temporada se empezó con un poco menos de hambre y se produjo una reacción normal del entrenador, es un hombre muy exigente", comentó.

  

En ese sentido, negó que los jugadores le pidieran su marcha. "Los jugadores no son capaces de decirme a mí que Mouringo tiene demasiado poder y de hecho no deberían decirlo nunca. La autoridad la tiene el entrenador y la disciplina es fundamental. El club no puede intervenir en una decisión del técnico, yo no hablo con él para decirle lo que tiene que hacer, no tiene que ver que alguien sea mejor con que esté mejor o el entrenador tome una decisión u otra", reveló Pérez, que señaló que a su juicio Iker Casillas es "el mejor portero del mundo" y la intención de Mourinho siempre fue "motivarle".

 

"ES LA PLANTILLA MÁS UNIDA DESDE EL AÑO 2000"

  

El presidente del club blanco reconoció que "no hay nada tan complicado como el Real Madrid" y volvió a insistir en que el acuerdo de su salida fue "por mutuo acuerdo". "Lo acordamos por escrito, su salida sería de mutuo acuerdo y no tendría que pagar ninguna parte", aseveró, reseñando que "no sabe" si Karanka se marchará con el luso.

  

Sobre la actual plantilla, Pérez destacó que se trata de "la más unida" que ha visto en el club "desde el año 2000". "Entre los jugadores no he visto una unión tan grande", y defendió la aportación al club de Kaká.

  

"El entrenador y Zidane decidirán su situación. Tras su su llegada, junto a la de Cristiano Ronaldo y Karim Benzema, incrementamos un 30 por ciento los ingresos y Kaká aportó de una manera importante a la renovación de contratos de ingresos. Luego tuvo la mala suerte de lesionarse y desde entonces es verdad que deportivamente no ha estado donde todos deseábamos", explicó.

  

Florentino también recalcó que el Real Madrid sigue siendo "la casa" del actual seleccionador nacional, Vicente Del Bosque, así como de muchos otros exjugadores como Raúl, Hierro, Míchel o Camacho. "Porque haya gente que diga que yo me llevo mal con Míchel o con Raúl no significa que sea verdad. Todos los madridistas les valoramos. Del Bosque es del Madrid y seguro que si en el futuro encontrásemos la forma... ésta es su casa", aseguró.

  

Por otro lado, el presidente blanco negó que hayan recibido oferta alguna por Gonzalo Higuaín, mostró su intención de incorporar "dos fichajes casi seguro" y repescar a Dani Carvajal. "Creo que vendrá, es de los nuestros, siempre viene con ilusión de algun día formar parte del primer equipo y creo que no tardará mucho", manifestó.

 

"SE HA TRANSMITIDO QUE YO HE MODIFICADO COSAS"

  

Pérez también quiso desmentir que haya tratado de evitar que otros candidatos busquen la presidencia del club, endureciendo los filtros. "Algunos han querido transmitir que yo he cambiado los estatutos para que no se pueda presentar nadie. Yo lo único que he cambiado es que los diez años de antigüedad sean veinte, lo demás es de la Ley del Deporte de 1990. Parece que yo he hecho algo tendente a que no se pueda presentar la gente. Si no se presentan es por otras razones y quiero dejar claro que se ha querido transmitir con algo de perversidad que yo he llevado una modificación... y yo no he hecho nada. Es la Ley del Deporte", explicó.

  

El presidente madridista desveló que su relación con los socios "siempre fue transparente" y justificó su vuelta al club, tras su primer mandato. "Vine en el 2000, el club estaba en una situación económica muy mala y aporté lo que tuve que aportar para que siguiera siendo de sus socios. Cuando creí que había cumplido lo dejé y desgraciadamente no pasó nada bueno en esos tres años. Se vivió una situación convulsa. Se hicieron trampas en un club que lleva como bandera el juego limpio", reseñó, dejando claro el gran deseo de su mandato. "Yo no quiero dejar más legado que lo que me encontré y heredé, el club más grande del mundo", señaló.

  

Por último, Pérez aclaró que desea convertir el Santiago Bernabéu en "el edificio más emblemático de Madrid", al tiempo que mantiene su idea de construir un parque temático sobre el club. "De las 120 hectáreas que tenemos, hay construídas 30. Estamos trabajando en hacer una especie de Disney del Madrid, todo eso vale mucho dinero pero estamos en ello", concluyó.