¿Flacidez en los brazos? Se dispara la cirugía plástica para corregirlo

Durante 2012 se realizaron casi 16.000 operaciones para elevar la parte superior del brazo. 

Las intervenciones de cirugía plástica para estirar y eliminar la flacidez de la parte superior de los brazos de las mujeres se han disparado un 4.400 por ciento desde hace más de una década, según las nuevas estadísticas de la la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS, en sus siglas en inglés), que lo achaca principalmente la influencia de los brazos musculados de las celebridades y, en menor medida, por la tendencia de la moda a prendas sin mangas. En 2000, más de 300 mujeres se sometieron a los procedimientos de elevación del brazo superior, cifra que el pasado año ascendió a más de 15.000.

 

En concreto, en 2012, se realizaron un total de 15.457 operaciones para elevar la parte superior del brazo, lo que supone un 3% por ciento desde el año anterior, 2011, y un 4.473 por ciento desde 2000. Principalmente, fueron mujeres quienes se sometieron a este tipo de cirugía (15.136), lo que significa que estas operaciones sufrieron un incremento de hasta un 4.378 por ciento desde 2000.

 

Así, el 98 por ciento de los pacientes a los que se les arregló el brazo fueron mujeres, siendo una cirugía más popular entre los pacientes mayores de 40 años, con un 43 por ciento entre 40 y 54 años y un 33 por ciento, mayores de 55 años. La tarifa media del cirujano por esta intervención fue de 3.939 dólares (3.020 euros), con un total invertido de 61 millones de dólares (46,7 millones de euros).

 

Las actuaciones para estirar y elevar la parte superior del brazo pueden incluir liposucción o un procedimiento quirúrgico conocido como braquioplastia, en la que la piel floja se retira de la parte posterior de los brazos. "Las mujeres están prestando más atención a los brazos en general y son cada vez más conscientes de las opciones de tratamiento para esta área", dijo el presidente de la ASPS, Gregory Evans.

 

"Para algunas mujeres, los brazos siempre han sido un área problemática y, junto con una dieta adecuada y ejercicio, la liposucción puede ayudar a refinarlos. Otras pueden optar por una braquioplastia cuando hay buena cantidad de piel suelta presente con elasticidad mínima", añade este especialista.

 

Los médicos dicen que no hay una única razón detrás del aumento de estos tratamientos, a pesar de que celebridades desde la Casa Blanca a la alfombra roja pueden estar influyendo. Una reciente encuesta realizada en nombre de la ASPS encontró que las mujeres están prestando más atención a los brazos de las celebridades femeninas.

 

Según la encuesta, las mujeres más admiran los brazos de la primera dama Michelle Obama, seguidos de cerca por la actriz Jennifer Aniston, además de que los brazos tonificados de Jessica Biel y Demi Moore, así como la presentadora de 'talk-show' Kelly Ripa también recibieron votos.

 

"Creo que siempre estamos influidos por las personas que vemos constantemente, ya sea en el cine o en la televisión", dijo el presidente del Comité de Educación Pública de la ASPS, con sede en Knoxville, Tennessee, David Reath. "Los vemos y pensamos: 'me gustaría verme así", añade.

 

UNA CIRUGÍA QUE DEJA CICATRIZ 

 

Una braquioplastia requiere una incisión desde el codo a la axila, generalmente en la parte posterior del brazo, dejando una cicatriz visible y permanente. En este sentido, el doctor Reath advierte a los pacientes que consideren cuidadosamente los pros y los contras antes de someterse a un 'lifting' de brazo, en particular, a una braquioplastia.

 

Por ello, Reath subraya la importancia de una dieta adecuada y el ejercicio como parte de un estilo de vida saludable para todos sus pacientes, pero dice que algunas mujeres simplemente no pueden conseguir el aspecto que desean por sí mismas. Así, muchas de las que simplemente quieren apretar y tonificar sus brazos no tienen una gran cantidad de exceso de piel y optan por la liposucción en lugar de una braquioplastia.

 

"Estamos programados genéticamente para tener diferentes acumulaciones de grasa en diferentes áreas y para algunas mujeres, los brazos pueden ser una fuente de problemas", señaló el doctor Reath. "Los brazos son un área muy sensible y si el exceso de grasa y la piel son un problema, tienden a estar más fuera de proporción que el resto del cuerpo", añade.