Fiscalía eleva a 28 años la petición de cárcel al acusado por el doble crimen de la Rondilla

Omar O, quien apuñaló a su pareja y al supuesto amante de ésta, Rosa Ana Marcos y Fernando Legido, respectivamente, en la madrugada del 8 de abril de 2014.

El Ministerio Fiscal ha elevado a 28 años de prisión su petición de pena para el acusado del doble crimen del barrio de La Rondilla, Omar O, quien apuñaló a su pareja y al supuesto amante de ésta, Rosa Ana Marcos y Fernando Legido, respectivamente, en la madrugada del 8 de abril de 2014.

  

La Fiscalía pide dos años más de prisión, uno por cada crimen, al considerar que no se puede aplicar la atenuante de embriaguez al acusado, al no haberse probado un consumo elevado de alcohol antes de cometer el doble crimen, y sí el agravante de abuso de superioridad, dado que una de las víctimas, Rosa Ana Marcos, presentaba un estado de embriaguez "moderado".

  

Así lo ha adelantado, en declaraciones recogidas por Europa Press, la acusadora pública durante la tercera jornada del juicio con jurado que se desarrolla en la Audiencia Provincial de Valladolid y que se ha reanudado tras su suspensión por el fallecimiento del padre de la fiscal ocurrido el pasado fin de semana.

  

Durante la vista de este jueves, los peritos forenses han asegurado que Omar O, de origen marroquí, se encontraba "plenamente consciente" y era "responsable" de sus actos en el momento de los hechos, sin que se observara en los partes médicos o en el centro de salud al que acudió tras cometer el doble crimen síntomas de embriaguez, por lo que estaba "en pleno uso de sus facultades mentales".

  

Según las pruebas practicadas, el acusado, tras llegar a su vivienda atacó primero en el pasillo de la vivienda a Fernando Legido, al que causó 23 lesiones armado con un cuchillo de cocina -de unos 20 centímetros de hoja- con el que le asestó una puñalada mortal en el corazón, lo que le provocó una muerte rápida.

 

SU PAREJA INTENTÓ DEFENDERSE

  

En este caso los forenses no aprecian importantes señales de lucha, pero sí en el dormitorio al que presuntamente se dirigió después el acusado, donde utilizó "más violencia" en su ataque a su pareja, a la que provocó hasta 34 lesiones, algunas de ellas de carácter intimidatorio en el cuello, con una presión "controlada", lo que respaldaría que estaba "en pleno uso de sus voluntades".

  

Además, presentaba moratones y cortes que indicarían que la víctima, en un estado de embriaguez con dos gramos de alcohol por litro de sangre, intentó defenderse, hasta que acabó arrinconada y dejó descubierta la espalda, donde recibió las dos puñaladas "más violentas" que le causaron lesiones en los pulmones y finalmente la muerte.

  

En su declaración, el acusado aseguró que no recordaba nada de lo ocurrido en el piso, pues alega que se encontraba totalmente borracho, mientras que agentes de la Policía Local que le detuvieron en el escenario del doble crimen sostienen que "olía a alcohol" pero se encontraba plenamente lúcido y sabía muy bien lo que acababa de hacer.

  

Este viernes está previsto que se expongan los alegatos definitivos y el lunes próximo, día 18, el magistrado que preside la sala entregue a los miembros del jurado el objeto del veredicto o cuestionario al que deberán responder para dilucidar la suerte de Omar O.

  

Mientras que el Ministerio Fiscal eleva su petición a un global de 28 años de prisión por dos delitos de homicidio, 15 años por la muerte de Rosa Ana Marcos y 13 por la de Fernando Legido, las acusaciones populares ejercidas por la Asociación Clara Campoamor-también está personada como particular-y la Junta de Castilla y León coinciden al calificar la muerte de Rosa Ana como un delito de asesinato y solicitan 20 años de cárcel, a los que la primera de ambas acusaciones suma otros 12 más por el homicidio de Fernando Legido.

  

Mientras, la defensa del procesado, que coincide con la acusación pública en que se trata de dos homicidios, interesa 11,5 años por la muerte de la mujer y 8 años por la de su supuesto amante.