Fiscalía de Valladolid pide que la exviceconsejera de Economía declare como investigada

 Begoña Hernández, exviceconsejera de Política Económica de la Junta de Castilla y León.

La Fiscalía de Valladolid ha solicitado que la exviceconsejera de Política Económica, Begoña Hernández, sea llamada a declarar como investigada por posibles irregularidades en la compra del edificio de la Junta en Arroyo y la compra de los terrenos de Portillo.

Según una información de la Cadena Ser recogida por Europa Press, Begoña Hernández tendrá que explicar qué papel jugó en los procesos de compra en los que pudo existir un sobrecoste que algunas estimaciones cifran en unos 50 millones de euros y del que se podrían haber beneficiado exaltos cargos de la Junta y empresarios con los que éstos compartían intereses empresariales. En concreto, Begoña Hernández será investigada por posibles delitos de prevaricación, malversación y fraude a la administración.

 

El nombre de Begoña Hernández se suma a una larga lista de investigados por este asunto en la que figuran, entre otros, Alberto Esgueva, hasta 2006 consejero delegado de la empresa pública Excal, o Rafael Delgado Núñez, exviceconsejero de Economía que en 2008 cedió el testigo precisamente a Begoña Hernández.

 

Un informe del Grupo de Delincuencia Económica de la policía señalaba directamente a Begoña Hernández y a Rafael Delgado como las dos personas que intervinieron directamente en los expedientes investigados de una manera intensa y continuada.

 

Rafael Delgado desde un principio ha estado en el centro de las investigaciones cuyo desarrollo ahora se amplían a Begoña Hernández que tras ser cesada como viceconsejera de Política Económica, el pasado verano, ha estado ocupando un despacho en la Consejería de Presidencia durante varios meses hasta que recientemente ha iniciado una nueva etapa profesional en la empresa de consultoría KPMG, con la que la Consejería de Economía de Castilla y León mantiene una histórica relación.