Fiscal y acusaciones particulares imputan asesinato al autor del navajazo en el Hospital Clínico

Las familias de ambos habían mantenido una discusión previa en el Barrio de España, donde residen.

El fiscal y las acusaciones particulares imputan por delito de asesinato a Domingo S.J.M, el hombre que el pasado día 15 de junio mató a otro al asestarle un navajazo en el pecho tras coincidir ambos en el Hospital Clínico Universitario, al que habían acudido para ser tratados de distintas lesiones sufridas en una discusión previa que las familias de ambos habían mantenido en el Barrio de España de la capital, donde residen.

 

En la audiencia preliminar celebrada este jueves en el Juzgado de Instrucción número 6, correspondiente al procedimiento de la ley de jurado, la acusación pública y las dos particulares, una en representación de la viuda de Domingo M.R, de 37 años, y la otra a cargo de una hermana y sus padres, han coincidido al considerar que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato.

 

Los acusadores consideran que el detenido, de 49 años, exlegionario y experto en la lucha cuerpo a cuerpo, acometió a la víctima con la clara intención de arrebatarle la vida, mientras que la defensa tipifica los hechos como un delito de lesiones dolosas, según informaron fuentes jurídicas.

 

Los hechos se remontan al 14 de junio cuando las familias del fallecido y su presunto verdugo, residentes en el Barrio de España y vecinas de la misma calle, se enzarzaron en una discusión, con agresiones mutuas de dos mujeres de ambos clanes, si bien los incidentes volvieron a reproducirse sobre las 20.00 horas del día siguiente en la calle Tierra Baja con participación de más contendientes.

 

El último episodio, ya mortal, tuvo por escenario la sala de Urgencias del Hospital Clínico Universitario, donde sobre las 23.30 horas coincidieron varios miembros de las dos familias que habían acudido para ser atendidos de las lesiones sufridas en la refriega anterior.

 

Fue entonces cuando, tal y como sostienen los acusadores, el imputado, Domingo S.J.M, se dirigió a Domingo M.R. y le recriminó haber entrada en casa de su madre y de agredirla, ante lo cual se inició entre ambos una agria discusión que concluyó cuando el primero sacó del bolsillo de su pantalón una navaja de 7 centímetros de hoja que, supuestamente, llevaba abierta -él alega que la tenía porque venía de pescar y la usaba para cortar los plomos- y le asestó un navajazo en el pecho.

 

Tras ello, el autor del navajazo salió al exterior y allí entregó el arma a uno de los vigilantes de seguridad, a quien reconoció haber sido el autor de la agresión para decirle acontinuación: "¡A mi madre no la pega nadie!"

 

El detenido, en su posterior declaración en dependencias policiales, reconoció la autoría de los hechos y alegó que se encontraba muy nervioso al coincidir con el agresor de su madre y que aún perdió más el control al ver que estaba siendo desafiado por su contendiente, a quien, tal y como advirtió, no pretendía matar.