Firmado el nuevo convenio colectivo de Iveco en Valladolid con subidas salariales hasta 2016 del 5 por ciento

La Dirección y el Comité de empresa de la factoría de Iveco España en Valladolid han firmado el nuevo convenio colectivo que tendrá una vigencia de cuatro años, hasta el 31 de diciembre de 2016 y que recoge un incremento de la masa salarial del 5 por ciento en estos cuatro años al margen de la evolución de la inflación.

  

Además, según han informado fuentes de la compañía, los trabajadores podrán beneficiarse de una paga anual variable que estará en función de los volúmenes de producción que se logren.

 

Entre las medidas pactadas destacan los acuerdos sociales que benefician a los trabajadores y sus familias como que por primera vez se abonará una ayuda de guardería para los trabajadores con hijos pequeños por un importe de 350 euros al año por niño y un plus para los que tengan un cónyuge o hijo dependiente, además de incrementar la ayuda escolar hasta los 110 euros anuales.

 

Sindicatos y empresa han centrado sus esfuerzos en lograr acuerdos para mejorar la flexibilidad laboral ya que ambas partes son conscientes de la importancia de estas medidas para "garantizar la productividad de la factoría".

 

La planta de Valladolid ha elevado el límite de horas de flexibilidad anuales, que podrán llegar a duplicar las actuales, a través de medidas como el incremento de sábados laborables y el trabajo en otros días no laborables o la posibilidad de trasladar una semana de vacaciones de los meses de verano a otro periodo del año, con el fin de hacer frente a posibles subidas o bajadas de la demanda.

 

La Dirección de la planta de Iveco en Valladolid ha querido destacar el "clima de diálogo constructivo" que ha presidido toda la negociación a lo largo de estos meses y que ha dado como resultado uno de los acuerdos "más avanzados del sector".

 

La planta de Iveco en Valladolid, que cuenta con una plantilla de 1.053 trabajadores, producirá a partir de 2014 la nueva generación de la gama Daily, además de montar en exclusiva algunas versiones de nicho o destinadas a determinadas zonas geográficas, con el objetivo de poder saturar al máximo las renovadas instalaciones industriales.

 

Desde septiembre de 2013, la planta española aumentó su producción incorporando a la línea de montaje nuevas versiones especiales para mercados de Europa, Oriente Medio y África, además de componentes para la planta de Iveco en Brasil.