Firmado el acta de recuperación del uso y gestión de once silos de la provincia de Valladolid

Se trata de los macrosilos de Medina y Rioseco, silos de Corcos de Aguilarejo, dos en Medina, dos en Peñafiel y uno en Simancas y Villalón y dos graneros. Es el primer paso para proceder a su enajenación.

El secretario general del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), Ignacio Sánchez Esteban, y el subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, han firmado este martes mañana el acta de recuperación del uso y gestión de los silos y almacenes propiedad del Estado en la provincia de Valladolid, que habían sido cedidos a la Junta, en cuyo nombre firmó la reversión el director general de Política Agraria Comunitaria, Juan Pedro Medina.

  

El acto es el primer paso para que estos grandes almacenes de cereales, que tuvieron su razón de ser pero que en la actualidad estaban infrautilizados y tienen un alto coste de mantenimiento, puedan ser enajenados en el marco de la política de contención del gasto que propugna el Gobierno.

  

El acuerdo de reversión firmado afecta a los once almacenes que el FEGA tiene adscritos en la provincia de Valladolid y que en conjunto suman una capacidad de almacenaje de 55.650 toneladas.

  

Se trata de los macrosilos de Medina del Campo, con capacidad para 20.000 toneladas y de Medina de Rioseco, con 12.000 toneladas y los silos de Corcos de Aguilarejo (3.350 toneladas), dos en Medina del Campo  con capacidad para 1.900 y 3.000 Toneladas), otros dos en Peñafiel de 2.800 y 2.300 toneladas, Simancas (3.250 toneladas) y Villalón (4.900 toneladas), además de los graneros de Medina del Campo(1.800 toneladas) y Simancas (350 toneladas).

  

En Castilla y León se verán afectados por esta operación 54 almacenes con capacidad para 330.150 toneladas.

  

El proceso arrancó en enero, cuando el Consejo de Ministros, modificó el estatuto del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) para incluir la facultad de enajenación de los inmuebles pertenecientes a la red básica de almacenamiento público (silos).

  

El objetivo de esta medida ee conseguir la máxima eficacia en la gestión del patrimonio del FEGA y facilitar el acceso general a la utilización de dichos almacenes lo que puede contribuir a la creación de empleo y la reactivación de la economía en aquellos lugares donde se ubican.

  

Al mismo tiempo se pretende eliminar los costes de mantenimiento, ya que el FEGA asume el pago de los Impuestos de Bienes Inmuebles y las comunidades autónomas los gastos corrientes, cuando los hubiera.