Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Finge su propia muerte para no tener que casarse

La desgraciada novia y el 'jeta' e insensible del novio... o, a día de hoy, exnovio

Días antes del enlace la novia recibió la fatal noticia de que su supuesto amado se había lanzado contra un coche por culpa de la depresión que sufría. Todo era mentira y encima fue la suegra fue la que deshizo todo el entuerto. 

Lo que se suponía iba a ser el día más feliz de la vida de Alex Lanchester se ha convertido en una auténtica pesadilla. Todo porque el que fuera su prometido, Tucker Blandford, ha fingido su propia muerte para evitar casarse con ella. Una historia que puede recordar a la película Novia a la fuga protagonizada por Julia Robert, aunque en esta ocasión la realidad ha superado a la ficción.

 

Todo sucedió pocos días antes del enlace. Alex llevaba varios días sin tener noticias de su novio y fue cuando el padre de Tucker le dio la fatal noticia a su nuera, descubre The Mirror. El joven había muerto supuestamente tras lanzarse a un coche por la depresión que sufría, una enfermedad que desconocía la joven.

 

Ella, destrozada ante la muerte de su novio, decidió llamar a su suegra con la sorpresa de que ella desconocía que su hijo hubiese muerto.

 

Un intento de escapada que le salió muy mal a Tucker y que le ha costado el rechazo público de Alex: "Lo único que hice fue amarlo. Después de esto no estoy segura de poder volver a amar a un hombre", comentaba la joven que afirma que no vio señales que le indicasen que su prometido no deseaba casarse con ella: "Todas las señales de advertencia estaban ahí, yo debería haber intuido que él no quería casarse conmigo. Pero estaba enamorada y era ingenua".