Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Final feliz para la desaparición de una joven de 14 de años de Laguna de Duero

Imagen distribuida por la familia cuando denunció la desaparición de la joven.

Coral Fernández Vicente apareció en perfecto estado en Aranda de Duero un día después de que su familia denunciara que no había regresado a casa. Su madre destaca la labor y apoyo constante de la Guardia Civil.

Fueron casi 29 horas de angustia con un final feliz para la familia de Coral Fernández Vicente, la joven de 14 años cuya familia denunció su desaparición tras no regresar a casa este lunes, 23 de febrero. En concreto, desde las ocho de la mañana hasta la una de la tarde del martes, cuando fue localizada por la Guardia Civil en la localidad burgalesa de Aranda de Duero en perfecto estado.

 

Todo apunta a una chiquillada, aunque la familia asegura que se volcarán en ayudar a la joven para todo lo que necesite. Ahora llega el turno de hablar con Coral y buscar una explicación a esta actitud que movilizó a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, contando con la ayuda de las redes sociales para encontrar a la joven desaparecida.

 

Después de acumular tensión y sufrimiento, la madre de Coral se desacía en elogios hacia la labor de la Guardia Civil. "En ningún momento me he sentido sola. Han estado apoyando siempre, tanto la Guardia Civil de Laguna de Duero, como cuando llegué a Aranda a recoger a mi hija y hablé con la Unidad Judicial. Se han volcado y se lo agradezco porque fueron muchas horas y yo me temía lo peor", insiste la madre agradecida por la labor del Instituto Armado.