Feyce defiende los controles de la miel y la garantía de entrada del producto en España

La fábrica de Feyce en Salamanca (Foto: Feyce.es)

La empresa salmantina, dedicada a la importación y exportación de miel, señala que todo lo que entra en España y Salamanca cumple con la normativa europea y se somete a un control en aduanas. Además, la balanza comercial es favoravle para los intereses de la provincia.

La empresa salmantina de importación y exportación de miel (Feyce) defiende que el producto que entra en España, y por extensión en Salamanca, lo hace "cumpliendo todos los requisitosd legales y la documentación que requiere la Unión Europea porque, de lo contrario, la empresa en cuestión podría tener muchos problemas".

 

Tal es así que la miel pasa por el Punto de Inspección Fronterizo (PIF) como cualquier otro producto, para revisar su documentación y que se cumplan todos los requisitos necesarios y, posteriormente, en aduanas también hay de manera aleatoria controles con el mismo fin para dar garantías del cumplimiento de la normativa de la UE.


Al menos eso es lo que ha indicado el Manager General de Feyce, César Redondo, quien señalado además que España es un país deficitario de miel, o lo que es lo mismo, "hay más demanda que producción, y esta situación es igual en Salamanca. Los problemas sanitarios del sector hacen que disminuya el rendimiento por colmena y por eso hay que importar miel para cubrir las necesidades. Este hecho ha provocado también que el precio de la miel en España y Salamanca se haya incrementado un 30%".

 

Asimismo, reconoce que el sector ha entrado en una especia de "subasta en la que si no te llevas la miel por ese precio te la pueden quitar".

 

No en vano, a la hora de importar miel, como cualquier otro producto, "entra en España y llega a Salamanca con un precio menor para intentar ser más competitivo, pero lo mismo nos ocurre a nosotros a la hora de exportar miel, que también lo hacemos. Importamos y exportamos porque se genera mucho riqueza y puestos de trabajo directos e indirectos. Además, las tasas e impuestos de todo lo que llega a España se queda aquí", aseguró Redondo.

 

Lo mismo ocurre con otros productos como el polen y la cera, que están siendo importados para poder abastecer el mercado local ya que con la caída de la producción local el mercado se encuentra desabastecido.

 

Así, Feyce puede importar anualmente un 60% y exportar un 80%, algo que demanda el mercado y que también repercute en la creación de puestos de trabajo y enriquecimiento de la economía, siempre teniendo en cuenta y tomando como referencia la producción de Salamanca y defendiendo su calidad.

 

BALANZA COMERCIAL POSITIVA

 

Esta situación hace que la balanza comercial deje un resultado positivo en España y Salamanca donde las exportaciones son mayores que las importaciones dentro del sector de la miel y sus derivados