Fetracal cifra en 962 millones de litros vendidos menos el efecto del 'centimo sanitario' hasta septiembre de este año

Fetracal insiste en la retirada total del denominado 'céntimo sanitario' y considera que su mantenimiento está basado en la sinrazón y es incomprensible para los intereses económicos de los castellanos y leoneses.

La Federación de Transporte de Mercancías por Carretera de Castilla y León (Fetracal) ha criticado hoy la situación que está viviendo el sector debido a la implantación del céntimo sanitario, con pérdidas del 25,65 por ciento en las ventas hasta el 1 de septiembre y un total de 962 litros menos de combustible vendidos.

  

Por ello, la patronal, a través de un comunicado recogido por Europa Press, considera que la implantación del tramo autonómico del Impuesto de Venta a Minoristas de Determinados Hidrocarburos es un desprecio a los consumos de vehículos particulares y de empresas de transporte, tanto nacionales como extranjeras, a las que se está empujando a repostar fuera de Castilla y León.

  

Fetracal insiste en la retirada total del denominado 'céntimo sanitario' y considera que su mantenimiento está basado en la sinrazón y es incomprensible para los intereses económicos de los castellanos y leoneses, al tiempo que advierte de que los empresarios del sector se ven obligados a consumir, a repostar, fuera de su comunidad autónoma, por lo que el impuesto sobre carburantes se va a otras regiones.

  

La federación replica también a la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, que todas las empresas de transporte de Castilla y León pagan, de forma inicial, el tramo autonómico del Impuesto de Venta a Minoristas de Determinados Hidrocarburos y que, posteriormente, Hacienda lo devuelve, pero solo al 70 por ciento de las empresas y a 45 días de media del trimestre vencido. "Lo que se paga en enero lo devuelven a 105 días, por lo que se resta liquidez a los transportistas".

  

La consejera de Hacienda también recordó que las ayudas al sector mediante avales era un plan piloto que beneficia a una decena de empresas de Castilla y León. Sin embargo, desde Fetracal se denuncia que este plan se ha hecho a espaldas del sector, va a beneficiar sólo a las diez empresas más grandes de Castilla y León, un hecho que se considera como agravio comparativo y competencia desleal hacia el resto de empresas.