Fernando Vázquez pronostica "un partido de nervios" en Valladolid

Fernando Vázquez, entrenador del Deportivo, ha pronosticado un "partido de nervios" en Valladolid el próximo sábado por lo mucho que se juega su equipo y porque el rival, que tiene 40 puntos, querrá certificar la permanencia antes de visitar al Barcelona en el Camp Nou.

"Aguardo un partido duro, tenso, táctico. Casi siempre el primer gol es determinante en el fútbol, pero puede que en este partido, más que nunca. Espero un partido de nervios, súper competido, vibrante aunque quizá no muy espectacular", comentó en rueda de prensa.

 

El preparador gallego señaló que "es muy complicado" que el Valladolid "tenga problemas con 40 puntos" a estas alturas del campeonato, pero advirtió de que su homólogo en el conjunto blanquivioleta, el serbio Miroslav Djukic, lo afrontará con el deseo de sellar la permanencia.

 

"Si fuera su entrenador pensaría: 'vamos a resolverlo aquí porque para qué me voy a poner en problemas'. Así que para ellos también es un partido importante. No quieren ponerse nerviosos al final", comentó el técnico.

 

"El Valladolid es un equipo bien dirigido, solvente, agradable de ver para un técnico, bien organizado. Se nota que detrás hay alguien que sabe. Está bien dirigido por Djukic. Defiende y ataca bien, es equilibrado", argumentó Fernando Vázquez.

 

El entrenador del Deportivo agradeció el apoyo que el equipo coruñés tendrá en Valladolid, adonde se desplazarán más aficionados que los que le acompañaron en el clásico del fútbol gallego ante el Celta de Vigo.

 

"El ambiente será espectacular y espero que nos den ese ánimo que vamos a necesitar. Ganaremos o perderemos, pero sufrir está claro que vamos a sufrir", dijo.

 

Vázquez recordó su etapa en el Valladolid, en la temporada 2003-04, en la que fue destituido en la jornada 34 tras haber encadenado seis encuentros sin ganar.

 

"Tenía 37 puntos. Ahora tienen 40. La dinámica era negativa y tomaron esa decisión de cesarme con el equipo en puestos de permanencia", recordó el entrenador del Deportivo, que de aquella etapa guarda "un cariño muy especial" al centrocampista Óscar González.

 

El técnico del Deportivo hizo un símil con el ciclismo, abogó por "tirar las botellas que sobran y apretar las zapatillas" ahora que llega la parte final del campeonato, y también se refirió a los supuestos amaños que se están investigando en el fútbol español.

 

"Creo en la limpieza de la competición. Pero si es tan claro y todo el mundo habla, que entre a investigar quien tiene que hacerlo: fiscales, jueces. Que estén al loro y abran los micrófonos y los teléfonos. No es tan difícil", sentenció.

Noticias relacionadas