Fernando Casares, del Valladolid Club de Esgrima, a un paso de los Juegos Olímpicos

Fernando Casares, del Valladolid Club de Esgrima, podría ir a los Juegos Olímpicos de Río. TRIBUNA

El sablista acabó en el puesto 51º el Grand Prix de Seúl (Corea) y buscará su clasificación para los Juegos Olímpicos en la cita de mediados de abril.

Fernando Casares será el sablista español en el Preolímpico de Praga el 16 y 17 de abril. El tirador del Valladolid Club de Esgrima confirmó su presencia en la cita checa este sábado, al acabar en el puesto 51º en el Grand Prix de Seúl (Corea). Casares firmó otra buena actuación en la última prueba de la Copa del Mundo puntuable para los Juegos Olímpicos y ahora se centrará en buscar su clasificación para Río a mediados del próximo mes.

 

En Seúl, el número 1 del ranking nacional, volvió a estar con los mejores, como lo ha hecho a lo largo de todo el año, rozando de nuevo el Tablón de 32 al ceder en el de 64 con el bielorruso Aliaksandr Buikevich, número 17 del mundo y octavo en los Juegos Olímpicos de Pekín, por un ajustado 15-14. Mientras que los otros dos españoles, Pablo Moreno y Guillermo Mancheno, que tenían opciones aún de ser los representantes en el Preolímpico fueron el 24º, en el caso de Moreno; y el 64º en el de Mancheno.

 

El del VCE arrancó la competición con cuatro victorias por dos derrotas en las poules. Se impuso al británico Curtis Miller, a Jia Jin Calvin Ray Zau (Hong Kong), al coreano Jonghun Song y a Hui-Tsung Chen (China Taipei), cediendo con el venezolano Eliecer Romero y el italiano Diego Occhuizzi, número 19 del mundo. Eso le hizo pasar a las rondas preliminares con el número 55. Quedó exento de la primera, superando la segunda al ganar al coreano Junyeong Park por 15-10, entrando ya entre los 64 mejores de los 145 tiradores presentes en Seúl.

 

En el Tablón de 64, le tocó el bielorruso Aliaksandr Buikevich, uno de los que siempre suele estar en las ronda finales. En un ajustado combate, la suerte estuvo en contra de Casares, que acabó perdiendo para concluir en el puesto 51º.

 

El del Valladolid Club de Esgrima, que el año pasado no pudo sumar puntos en esta misma cita en Seúl, se anotó con esa plaza 3 más, para alcanzar los 26, superando con creces los 22 de Pablo Moreno y los 17 de Guillermo Mancheno.

 

Casares ha mantenido una línea regular desde que en el Grand Prix de Bostón fuese el 52º; concluyendo el 48º en Padoua y el 62º en Varsovia, siempre en el Tablón de 64, rozando su entrada en el de 32. Eso le ha valido ser el representante español en Praga.