Fernández Magdaleno pone música a la palabra de la nueva novela de Martín Garzo

Fernández Magdaleno y Martín Garzo, durante el acto. FERNANDO FRADEJAS

El escritor vallisoletano presenta en Medina de Rioseco su nueva novela 'Donde no estás', una obra de "muertos y fantasmas" en la que quiere homenajear "a los que ya no están".

Cuando un Premio Nacional de Narrativa y un Premio Nacional de Música coinciden en un mismo escenario, el virtuosismo está asegurado. Es lo que ha ocurrido este domingo en Medina de Rioseco, donde el pianista riosecano Diego Fernández Magdaleno ha puesto el colofón musical a la presentación de la nueva novela del vallisoletano Gustavo Martín Garzo que, aunque capitalino de nacimiento, siempre ha estado muy ligado a la comarca de Tierra de Campos.

 

Martín Garzo dice que con su nuevo libro, ‘Donde no estás’, ha intentado homenajear a “la gente querida que ya no está” y el escritor dice que lo ha pensado “desde los ojos” de sus familiares ya fallecidos. El también Premio Nadal desgranó sus recuerdos de infancia en esta tierra.

 

“Es la comarca de mi vida, el espacio de libertad de mi infancia, donde aprendí por vez primera a mirar al mundo y es territorio de mis primeros deslumbramientos que ya me han acompañado durante el resto de mi vida”. Martín Garzo ha querido desmitificar Tierra de Campos como una tierra dura y árida, para definirla como el “país de los pájaros y de las aves, llena de misterio y encanto”.

 

La novela transcurre entre Villalba de los Alcores y Medina de Rioseco. “Es una novela que habla de nuestros muertos, de los fantasmas, de los secretos que existen en todas las familias” y ha sentenciado que “son los muertos los que nos enseñan a amar”. Por último, el autor de ‘Donde no estás’ dice que “escribir es agradecer” y “con este libro quiero devolver mi gratitud a todo lo que la gente de esta tierra me ha dado”, antes de decir que la “literatura habla de nuestro interior”. El autor vallisoletano dice que no se puede imaginar una vida sin literatura, pintura, música o cinematografía.

 

Junto al escritor y al músico, han estado el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, y el alcalde de Rioseco y diputado de Cultura, Artemio Domínguez. Carnero ha hablado de “la llanura y la llaneza” que “es la actitud propia de los que vivimos en la llanura”, ha dicho el presidente de la Diputación. “Estas dos palabras adquieren un significado sublime cuando lo toca un artista”.

 

MÚSICA COMO COLOFÓN

 

El máximo responsable de la institución provincial ha adelantado que la Diputación estudia reeditar la novela ‘Los viajes de las cigüeñas’, del propio Gustavo Martín Garzo. Por su parte, Artemio Domínguez, ha calificado el acto de “entrañable” y a Martín Garzo como “uno de los nuestros”. “Gustavo escribe esta nueva novela fiel a su estilo, en la delgada línea que separa lo real del mundo de los sueños”, antes de finalizar diciendo que el escritor “hace de nuestro paisaje, historia, gente y pueblos los verdaderps protagonistas de sus novelas”.

 

El pianista riosecano Diego Fernández Magdaleno ha puesto la música a la palabra de Garzo interpretando Sentimientos (Claudio Prieto); Preludio IV y XI (Carlos Cruz de Castro); Pavana Triste. Homenaje a Ravel (Miguel Berdión); Tiento de tantos tonos (Teresa Catalán), Canción de cuna II (Pau Casals); Cuatro aniversarios (Leonard Bernstein) y, como regalo, La Soñadora, en homenaje a la novela de Martín Garzo que discurre en torno a Rioseco y su Canal de Castilla.