Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Fernández Díaz tranquiliza sobre 'el Clásico': "Mi hijo va a ir, con eso lo digo todo"

Ha recalcado que los terroristas quieren acabar con el modo de vida en democracia, igual que ETA pretendió en su día "la socialización del terror", el conseguir "que sociedad claudique y su proyecto totalitario se imponga porque la sociedad está paralizada".

 

NO CONSTA QUE HAYA ENTRADO ABDESLAM

  

Por otro lado, ha insistido en que a Interior no le consta que el terrorista buscado por los ataques de París Salah Abdeslam "haya intentado huir hacia España y mucho menos que haya entrado en España".

  

Preguntado por la petición del Gobierno francés de que se controle a todos los pasajeros europeos a su llegada a las fronteras exteriores de la zona Schengen, ha explicado que eso, que está previsto como medida excepcional, puede convertirse en medida "temporal" si las circunstancias lo aconsejan.

  

También ha reiterado que espera que la UE apruebe el llamado PNR, el registro de pasajeros para comprobar los perfiles sospechosos que, tras cinco años de negociaciones, recibió un nuevo impulso el pasado febrero tras los atentados de 'Charlie Hebdo'.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha pedido este jueves a quien tuviese previsto ir al partido de fútbol entre el Real Madrid y el FC Barcelona que no "cambie la agenda", sino que "vaya y disfrute". "Mi hijo va a ir a ver el partido, con eso lo he dicho todo", ha manifestado.

  

En una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press, Fernández Díaz ha recalcado que los terroristas quieren acabar con el modo de vida en democracia, igual que ETA pretendió en su día "la socialización del terror", el conseguir "que sociedad claudique y su proyecto totalitario se imponga porque la sociedad está paralizada".

  

Según ha dicho, "objetivamente no hay ninguna amenaza específica" contra el partido del sábado, y en ningún momento se ha planteado suspenderlo.

  

Aunque ha dicho entender que la gente tenga "cierto temor", tras los atentados de París y la suspensión de dos partidos internacionales esta semana (el Bélgica-España en Bruselas y el Alemania-Holanda en Hannover), ha insistido en que se están adoptando todas las medidas necesarias para que el evento se desarrolle con tranquilidad.

  

"Que la noticia del día sea quien gana", ha proseguido. El titular de Interior no ha precisado con quién va en el encuentro, porque él es seguidor de el Espanyol, pero acto seguido ha desvelado que su hijo sí es "culé empedernido", que viaja a Madrid cada vez que juega el Barça y que estará este sábado en el Bernabéu.

  

El partido fue declarado de alto riesgo este miércoles por la Comisión Antiviolencia --lo habría sido en cualquier caso-- y el ministro ha recalcado que habrá un dispositivo de seguridad "sin precedentes", con 1.000 policías, 1.400 guardias de seguridad y un triple anillo de seguridad. Este jueves habrá una nueva reunión de preparación en la Delegación del Gobierno. "Objetivamente, desde el punto de vista de la seguridad no me preocupa", ha aseverado.

 

LA PREOCUPACIÓN NO SE CORRESPONDE CON EL NIVEL DE ALERTA

  

Para Fernández Díaz, la suspensión de dos partidos internacionales en los últimos días ha generado en la gente una preocupación que es "razonable" pero que, a su juicio, "no se corresponde con el nivel de alerta" que tiene España, que es el mismo desde el pasado 26 de junio.

  

De hecho, ha avanzado que "no es previsible" que los expertos decidan aumentar el nivel de alerta antiterrorista en su reunión de hoy, porque el actual "es un nivel muy elevado ya, 4 de un total de 5".

  

El ministro ha explicado que en la reunión de evaluación participan el CNI, la Policía, la Guardia Civil, el Centro de Coordinación Antiterorrista (CITCO) y hoy también los Mossos d'Esquadra y la Ertzaintza, teniendo en cuenta además que País Vasco y Cataluña son territorios fronterizos con Francia y es conveniente que estén informados y que informen de la situación.

  

"El miedo es algo muy humano, pero por eso tenemos el deber de intentar trasladar un mensaje de calma y de seguridad", ha abundado, subrayando que, aunque el riesgo cero no existe, los servicios de inteligencia españoles son extraordinarios y los ciudadanos están "en buenas manos". "Hemos sufrido como pocos el zarpazo del terrorismo, ojalá no hubiéramos aprendido, pero tenemos un buen entrenamiento", ha recalcado.