Fernández Díaz: "Es evidente que se trata de un ataque contra España"

El ministro de Interior ha confiado en que a medida que avance la investigación se pueda aclarar todo lo relativo a este atentado terrorista, y ha afirmado que ya está disponible un avión del Ejército español para repatriar a España los cadáveres de los dos policías.

 

PUERTAS ABIERTAS

 

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado que "las puertas están abiertas a todos" en relación con la reunión del pacto antiyihadista de esta tarde y ha sentenciado: "Cuantos más seamos, mejor. Así seremos más fuertes".

  

"Solo unidos seremos más fuertes para derrotar al terrorismo yihadista", ha recalcado el ministro, que ha matizado que quién no esté en este pacto tendrá que explicar los motivos.

  

Así se ha pronunciado el titular de la cartera de Interior en su visita a León, donde se ha reunido con la viuda del policía nacional fallecido en el atentado de Kabul Isidro Gabino Sanmartín.

  

Izquierda Unida ha anunciado que no acudirá a la reunión porque el pacto "sigue siendo un acuerdo precocinado, cerrado y en el que no se puede realizar ninguna aportación".

  

Por su parte, Podemos enviará a su secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, para asistir como observador a la reunión, aunque sigue sin firmar el pacto, ya que considera que algunas de las medidas que propone no son las adecuadas para luchar contra el terrorismo yihadista porque sólo suponen "un endurecimiento del Código Penal".

  

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, había solicitado este sábado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que se reunieran los partidos firmantes y enviará al vicesecretario general de C's, José Manuel Villegas.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que es "un hecho indubitado" que "España ha sido atacada y que servidores públicos españoles han sido atacados", pese a las informaciones de la policía afgana y del grupo terrorista que afirman que el atentado terrorista ocurrido este viernes en Kabul estaba dirigido a una casa de huéspedes anexa a la Embajada española en la que había personas de distintas nacionalidades.

  

"Está fuera de toda consideración que han sido dos policías españoles los que han sido asesinados y dos afganos que prestaban servicio a la embajada de España también han sido asesinados. Resulta evidente que, más allá de la reivindicación, ha sido un ataque contra España", ha insistido el ministro en su visita a León, donde ha transmitido el pésame a la familia de uno de los fallecidos, el leonés Isidro Gabino Sanmartín Hernández, casado y con tres hijos.

  

El ministro ha confiado en que a medida que avance la investigación se pueda aclarar todo lo relativo a este atentado terrorista, y ha afirmado que ya está disponible un avión del Ejército español para repatriar a España los cadáveres de los dos policías. En el mismo avión viajarán a España sus compañeros de dotación, que serán relevados en Afganistán por un equipo de diez policías nacionales.

  

La repatriación tendrá lugar "lo antes posible" y una vez que concluyan los trámites de la administración afgana, ha explicado Fernández Díaz.

  

El Ministerio ha decretado que durante tres días las banderas de las dependencias policiales de toda España ondeen a media asta y ha otorgado a los dos fallecidos la condecoración de la medalla de oro, la máxima distinción del Cuerpo Nacional de Policía.

  

Durante su intervención, Fernández Díaz ha hecho un relato de los hechos, que se produjeron el viernes a las 14.00 horas (hora española, las 18.00 horas en Afganistán), cuando un vehículo estacionado junto al muro de protección de la Embajada española en Kabul explosionó y causó "heridas graves" al policía leonés fallecido. Además, la explosión también provocó en el muro una brecha por la que entraron al interior tres terroristas.

  

Sanmartín no falleció en la explosión, sino que fue rescatado con vida, pero murió cuando estaba siendo trasladado al hospital, ha agregado el ministro. El segundo español fallecido, Jorge García Tudela, murió de forma inmediata como consecuencia de la explosión, pero sus restos no se localizaron hasta que concluyó el asalto.

  

En cuanto al número de heridos, el ministro ha manifestado que la información es aún "confusa" y que el Gobierno español no dispone en este momento de todos los datos, pero que se encuentra a la espera de recibir información más concreta.

 

PÉSAME A LA FAMILIA

  

Fernández Díaz ha mantenido este sábado un encuentro con la viuda del policía natural de La Bañeza (León), Estefanía, y con uno de sus hijos, Aarón, de seis años, para transmitirles "cercanía, cariño y admiración por su marido, un servicio público, un policía nacional que entregó la vida sirviendo intereses de España y defendiendo en vanguardia la seguridad y la libertad de los españoles", ha precisado.

  

En este encuentro se le ha hecho entrega a la familia de un telegrama de los Reyes de España, que han querido también transmitir "su pésame, solidaridad y apoyo", así como un mensaje de pésame del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de la inmensa mayoría de la sociedad española que "está con las víctimas de estos atentados terroristas, las familias y seres queridos de estos dos policías que ayer cayeron, entregaron lo más grande que podían entregar que es su vida en defensa de la libertad y seguridad de España".