Fellaini y Mertens al rescate de los belgas

Fellaini, que salió desde el banquillo, autor de uno de los dos goles del equipo belga

La selección belga debutó en el Mundial de Brasil con una victoria sobre Argelia (2-1) en un encuentro en el que los africanos se adelantaron con un gol del valencianista Feghouli pero en el que los belgas, con los tantos de Fellaini y Mertens acabaron por hacerse con el triunfo.

 

FICHA DEL PARTIDO


BÉLGICA: Courtois; Alderweireld, Van Buyten, Kompany, Vertonghen; Witsel, Dembele (Fellaini, min.65), De Bruyne, Hazard, Chadli (Mertens, min.46) y Lukaku (Origi, min.58).

ARGELIA: M'Bolhi; Mostefa, Bougherra, Halliche, Ghoulam; Taïder, Medjani (Ghilas, min.84), Bentaleb; Feghouli, Mahrez (Lacen, min.71) y Soudani (Silmani, min.66).

GOLES:

0-1, min.24, Feghouli.

1-1, min.70, Fellaini.

2-1, min.80, Mertens.

ÁRBITRO: Marco Rodríguez (México). Amonestó a Vertonghen (min.24) por parte de Bélgica y a Bentaleb (min.34) por parte de Argelia.

ESTADIO: Estadio Mineirao (Belo Horizonte).

Sufrió Bélgica para hacerse con los primeros tres puntos. Los de Wilmots llegaban a Brasil como equipo candidato a ser la gran revelación del torneo debido a la gran calidad, juventud y profundidad de su plantilla. Favoritos indiscutibles a liderar el grupo H, cerca estuvieron los 'diablos rojos' de acabar el primer partido con un disgusto.


Porque su rival de este martes, Argelia, tenía un plan y lo ejecutó a la perfección. Al menos durante tres cuartos de partido. Halilhodzic, consciente de la inferioridad técnica de su equipo, propuso un partido defensivo, de juntar líneas y esperar a cazar su oportunidad. Su estrategia fue ganadora durante 70 minutos, en los que los norteafricanos soñaron con conseguir su primera victoria mundialista desde el año 1982.

El triángulo que formaron la dupla de centrales --Bougherra y Halliche-- con el medio centro defensivo, Medjani, impidieron que la selección de Wilmots entrara en los dominios de M'Bohli tocando el balón por el medio. Además, y de paso, desquiciaron a Lukaku, que abandonó el partido a la hora de partido sustituido por su compañero Origi.

No fue Lukaku el único anulado, la estrella del combinado europeo, Eden Hazard, pasó desapercibido por el gran trabajo que hicieron sobre él el lateral derecho argelino, Mostefa y el valencianista Feghouli, generoso en las ayudas defensivas sobre el 'mago' del Chelsea. El del Valencia brilló en defensa y también hizo el tanto que tuvo a los suyos casi 50 minutos por delante, al transformar un infantil penalti realizado por Vertonghen sobre él mismo.

LOS CAMBIOS LE FUNCIONAN A WILMOTS

Con el gol, Argelia profundizó aún más en su idea de juego y se metió algo más atrás si cabe. Wilmots, consciente de que con su planteamiento inicial no estaba consiguiendo frutos metió en el campo a Mertens para tener más velocidad y a Fellaini y Origi para conseguir juego aéreo con el primero y potencia y velocidad con el segundo. Y los tres cambios fueron acertados.

Primero avisó Origi. El delantero del Lille francés aprovechó uno de los pocos fallos de los centrales magrebíes para plantarse solo ante M'Bohli. Quizá le faltó al joven atacante --19 años tiene-- algo de calma, pues disparó algo antes de tiempo. Posiblemente no le sirva su buena segunda parte en Belo Horizonte para ser titular, pero Origi ha demostrado que puede ser muy útil en este campeonato.

El que no fallaría sería Fellaini. A los 70 minutos, cuando Bélgica empezaba a pensar que no podría ni siquiera sacar un empate, el centrocampista del Manchester United remató de cabeza un gran centro de Kevin de Bruyne. Discutido en su club durante esta temporada, su acierto fue clave en el debut de los belgas en esta Copa del Mundo.

Con el tanto de Fellaini, los belgas crecieron en confianza y 10 minutos después consiguieron la remontada. En un contraataque, en una de las pocas posibilidades que tuvieron de correr, Mertens apareció por velocidad por la banda derecha para batir con un gran disparo al cancerbero africano. Con ese tanto, Bélgica se acomodó e incluso pudo hacer el tercero, de nuevo gracias a Fellaini. Le costó a los belgas, pero finalmente se hicieron con los tres primeros puntos del campeonato.