Felipe Reyes y Ayón dibujan la victoria del Real Madrid

El capitán del Real Madrid firmó 24 puntos y 32 de valoración en solo 20 minutos mientras que el 'Titán' se destapó con 16 puntos y 15 rebotes para vencer al Zalguiris.

El Real Madrid ha vencido este viernes con más apuros de los previstos al Zalgiris Kaunas (92-86) de Sarunas Jasikevicius -que se estrenaba al frente del banquillo lituano- a pesar de las bajas de Rudy Fernández y Sergio Llull para situarse en la parte alta del 'Top 16' de la Euroliga con dos triunfos y una sola derrota.

  

El conjunto madridista realizó un comienzo arrollador, pasando por encima de su rival y llegando a alcanzar una ventaja de incluso diez puntos en el primero de los cuartos. Dio la sensación de que los merengues podrían conseguir un resultado de los más abultados en esta competición si mantenían el ritmo.

  

En estos minutos, una figura destacó por encima del resto con sus actuaciones, su lucha y su pundonor bajo el aro. Felipe Reyes se adueñó de la mayoría de los rebotes, sobre todo en la parcela ofensiva, lo que fue clave para la buena imagen del Real Madrid. El pívot sigue dando muestras de tener un nivel de élite a pesar de sus 35 años, que incluso se gustó sobre la cancha y sorprendió con algún triple.

  

Otro de los jugadores dominadores de los duelos aéreos fue Gustavo Ayón. El mexicano no dudó en apuntarse a la fiesta y fue el único capaz de seguirle el ritmo a Felipe, imperial en esta faceta. Por el otro lado, Jankunas, llamado a ser uno de los jugadores importantes para los visitantes, no se encontró cómodo y cometió una gran cantidad de errores.

  

El Zalgiris Kaunas, superado en todo momento en el Barclaycard Center, no dio a basto entre tanto cúmulo de acierto madridista. No obstante, los hombres dirigidos por Jasikevicius pegaron un arreón minutos antes del descanso que hizo peligrar la ventaja local.

  

Una serie de imprecisiones de los madrileños a causa de la excesiva relajación producida por la distancia en el marcador propiciaron que los lituanos creyeran en la remontada. En solamente cinco minutos se echó a perder el tan buen comienzo realizado y los jugadores encaminaron el túnel de vestuarios con un 45-42 favorable a los blancos.

  

La charla de Pablo Laso en este tiempo funcionó y sus jugadores se 'enchufaron' de nuevo. El Madrid se distanció otra vez en el marcador gracias a un excelente trabajo defensivo, esencial para que el club lituano solamente anotara 11 puntos en el tercer asalto.

  

El encuentro no llegó finiquitado ni mucho menos al último cuarto, ya que el colchón de puntos obtenido por el conjunto de la capital española volvió a verse recortado. El Zalgiris Kaunas se puso las pilas en un partido que parecía tener perdido y volteó la situación llegando a situarse a solo cinco puntos por detrás.

  

En estos momentos de dificultad apareció la muñeca de KC Rivers para sentenciar a un Zalgiris que había llegado vivo a los últimos compases. Su acierto desde la línea de tres y su velocidad a la contra dieron la puntilla al duelo.

  

Tratando de defender sin cometer faltas se llegó al bocinazo final con 92-86. Jasikevicius dio la cara en su estreno, a pesar de sumar la tercera derrota de su equipo en los tres partidos disputados del 'Top 16'. Por su parte, el Real Madrid se sitúa en tercera posición en el conocido como 'grupo de la muerte', con un total de dos victorias y una derrota.