Felipe: "El grito de Pau es la mentalidad que tenemos que tener"

El capitán de la selección española, Felipe Reyes, indica que "al principio decían que estábamos mal. Ahora ya estamos en semifinales y la gente se ha olvidado de todo lo que hemos pasado hasta ahora".

El capitán de la selección Felipe Reyes ha avisado de que "nadie tiene miedo a Francia" en el equipo español, de cara a unas semifinales del Eurobasket que afrontan "con muchas ganas y fuerza" ante un rival que puede acusar "algo de nerviosismo" al actuar como anfitrión.

  

"El grito de Pau Gasol después de ganar a Grecia es la mentalidad que tenemos que tener. Aquí nadie tiene miedo a Francia, todo lo contrario, a pesar de que nos ganaron el año pasado este año venimos con muchas ganas y fuerza. Esta victoria es nuestro siguiente objetivo y lo queremos cumplir", animó Reyes ante la prensa en Lille.

  

"Al principio decían que estábamos mal. Ahora ya estamos en semifinales y la gente se ha olvidado de todo lo que hemos pasado hasta ahora. Si conseguimos medalla será una buena nota", añadió el cordobés, que remarcó que "lo más importante" y lo que les "daría más satisfacción" de un posible victoria sería "la plaza en los Juegos Olímpicos de Río.

  

Después de eliminar a Grecia en cuartos, el capitán reconoció que "cuando se gana un partido importante todo es alegría", pero añadió que "hay que seguir trabajando" porque se juegan "mucho" este jueves en territorio francés.

  

"Debemos jugar contra ellos de tú a tú sin ningún miedo, sabiendo que nosotros también tenemos muy buen equipo. Ellos son lo que tienen más que perder porque juegan en casa y les puede crear algo de nerviosismo. Tenemos que salir sin nervios, defendiendo a tope como hemos hecho los últimos partidos. Si vamos así tendremos muchas opciones de ganar", analizó.

  

Para el pívot, "está claro que el partido va a ser muy igualado hasta el final como fue el de Grecia". "En este campeonatos hemos tenido varios finales apretados y sabemos cómo jugarlo", recordó sobre las victorias 'in extremis' logradas ante Alemania o la propia selección griega.

  

"Es un partido contra una gran selección, que juega en casa y que ya nos ganó el año pasado en el Mundial. Queremos seguir haciendo historia como llevamos tantos años haciendo", apuntó Reyes, quien concluyó diciendo que "tampoco hace falta decirle mucho a los jóvenes porque muchos de ellos también han jugado partidos importantes en su equipos".