Fátima, tras su salida de Top Chef: "No tengo alma de concursante para pisar a nadie"

Fátima, en una de las pruebas. @TopChefA3

La cocinera vallisoletana llegó al casting final, pero se quedó a las puertas de ser una de los doce que competirá por vencer. Aunque ella cree que "no iba a ganar" porque no le sale ser "dura y cañera".

"Fue agotador físicamente", afirmó Fátima Pérez Andrés tras su salida de 'Top Chef', después de no superar el casting final. La cocinera vallisoletana reconoció que acabó "disgustada en el momento", cuando el concurso televisivo se grabó, pero consideró que la mecánica no le hubiera permitido "seguir". "Si estás agotado, se refleja en los nervios. La última prueba fue en la tarde-noche", explicó.

 

La propietaria de  La Atrevida, en la calle de La Pasión, aseguró que ha sido "una experiencia única". "Había mucho nivel de lo que la gastronomía exige actualmente. Nunca se me hubiera ocurrido hacer una merluza con pomelo porque creo que no casa; habría utilizado antes otros pescados azules. La pintada nunca la había visto con pluma", señaló.

 

Al ser un concurso, sus participantes sacan un gen competitivo que Fátima admitió no poder llevar al extremo. "Un concurso de este tipo no es de monjitas. La gente es dura y cañera y yo no voy a llegar porque no me sale ser así; no iba a ganar. No tengo alma de concursante para pisar a nadie".

 

Sobre su participación, dijo que se dio una sensación de "pasota", pero en realidad estaba "sin reflejos" por el agotamiento. Una de las situaciones que destacó fue su tradicional forma de cantar para relajarse, aunque reconoció que "no sabía que lo hacía tan fuerte". "Los micrófonos lo cogen todo", comentó entre risas.

 

Porque, aunque ella "no es de estrella Michelin", aseguró que cocina "muy bien" y valoró el trabajo de sus compañeros, con los que no tuvo "ningún roce". "Estuve genial con todos y luego había tres o cuatro más cariñosos", dijo.

 

Tras su eliminación, viendo "los anuncios" posteriores, admitió que le ha dado "envidia". "Es un grupo que está en un juego y me fascina". Tampoco podrá aumentar su experiencia con la de Alberto Chicote, Susi Díaz y Paco Roncero, pero no parecía que pudiera exprimir demasiado la situación. "Con el jurado no se tiene relación. No he hablado ni antes, ni después. A Susi le vi en Madrid Fusión y nunca he saludado a un cocinero con el que no tengo trato", afirmó.

 

Pese a todo ello, está "encantada" por lo vivido. Ahora se encuentra centrada en su negocio en Valladolid, donde ha dedicado toda su vida profesional y personal, aunque nació en Comillas. Fátima no sabe si al restaurante le afectará de manera positiva su aparición en televisión. "No sé cómo va a reaccionar la gente. No veo que vaya a mejorar mucho por ello", sentenció.