Fangoria triunfa con sus bailables 'clásicos' en una Plaza entregada

Ver album

Alaska incluyó todos sus éxitos, más algunas versiones de temas pegadizos, para contagiar alegría al público de Valladolid e invitarlos a bailar en el primer día de las fiestas de San Lorenzo.


 

En un lugar privilegiado vivió el concierto Mario Vaquerizo, pareja televisiva, que acudió allí junto con un grupo de amigos y amigas. Desde allí, casi desde inicio de la actuación, permaneció el séquito de la cantante que compartió sus bailes con los entusiastas fans situados en la primera fila.

No defraudó Fangoria, que se confirmó como una apuesta segura para un inicio de fiestas, el viernes 2 de septiembre, en el que lo importante era pasárselo bien. Encantó a sus más fieles seguidores, con un repertorio en el que incluyó todos sus éxitos pasados y presentes (para acabar por todo lo alto con 'Ni tú ni nadie' y 'A quién le importa', pero también a aquellos que no han seguido su trayectoria pero que reconocen su voz y sus temas más pegadizos.

 

Puntual a la cita, algo que es de agradecer, Fangoria arrancó con un primer tramo de canciones que enganchó al público. Se trata de una cantante que ha superado el paso del tiempo y conecta con muchas generaciones, por lo que no fue difícil para los más jóvenes ni tampoco para quienes empiezan a peinar canas el iniciar los primeros bailes. 

 

Con dos bailarines sobre el escenario, que imprimían dinamismo a la actuación, Alaska versionó canciones de otros artistas pero siempre con la misma seña de identidad, la de hacer bailar a la gente. Funcionó la fórmula, y durante las cerca de dos horas que duró la actuación a buen seguro no hubo lugar para el aburrimiento entre las miles de personas que acudieron a la cita, en una Plaza Mayor prácticamente completa. Como curiosidad, Alaska no mencionó ni una sola vez durante su actuación el nombre de Valladolid ni interactuó con el público, algo ciertamente anómalo.

 

Buen estreno para el nuevo escenario, que cumplió las espectativas en cuanto a visibilidad y sonido. Y también exitoso arranque musical en el ágora vallisoletano, que tendrá su punto álgido este sábado 3 con la actuación de John Newman, a partir de las 23 horas.