Fallece Federico Sáez, primer presidente demócrata de la Diputación de Valladolid

Juan Vicente Herrera entrega la medalla de oro de la provincia a Federico Sáez en una imagen de archivo. TRIBUNA

Sáez llevó durante cuatro años los destinos del mundo rural vallisoletano desde su llegada a la institución provincial el 26 de abril de 1979.

La Diputación de Valladolid ha mostrado su pesar por el fallecimiento de Federico Sáez Vera, el primer presidente demócrata de la Diputación de Valladolid. La institución provincial está de luto por la pérdida de quien durante cuatro años dirigió los destinos del mundo rural vallisoletano desde su llegada a la institución provincial el 26 de abril de 1979.

 

A la edad de 44 años, de convicciones democristianas, el diputado por Unión de Centro Democrático, Federico Sáez Vera, tomó las riendas de la transición como presidente de la Diputación vallisoletana con la convicción de que se convertía en parte activa de la construcción de un futuro esperanzador en el marco de un país tranquilo.

 

Como presidente vivió en primera persona acontecimientos que han marcado la historia reciente de España, como la amenaza del golpe de Estado del 23 F que le sorprendió trabajando en su despacho de la Granja Escuela ‘José Antonio’, sede entonces de la Diputación de Valladolid.

 

Federico Sáez Vera tuvo también que convivir durante su mandato con la incertidumbre que planeaba sobre el futuro de las Diputaciones, asunto que afrontó desde su más firme convencimiento de la necesidad de estas instituciones como articuladoras del territorio de la provincia y de los ayuntamientos.

 

La misma convicción le llevó a impulsar el proceso autonómico desde la Diputación de Valladolid, a pesar de las dudas que se suscitaban. Una Moción de Presidencia de 30 de julio de 1979 mostraba la adhesión de la Diputación de Valladolid a dicho proceso y posteriormente el 26 de octubre, tras la adhesión de varios Ayuntamientos vallisoletanos, la Diputación se sumó en un pleno extraordinario a la apertura oficial del proceso autonómico.

 

Siempre hizo bandera de su pasión por el mundo rural y durante sus cuatro años de presidente trabajó para mejorar la calidad de vida de los vecinos del medio rural, lo que le llevó a desarrollar políticas para el abastecimiento de agua en todas las localidades y para mejorar la red viaria de la provincia. Federico Sáez Vera creía que la política provincial requería también de un contacto directo con los responsables de los destinos municipales en los ayuntamientos de la provincia. Durante largas jornadas de trabajo recorrió todos los municipios de la provincia de Valladolid, tomando contacto con alcaldes y vecinos, y conociendo directamente la realidad de los municipios, la misma que le llevó a pulsar las auténticas necesidades del mundo rural que luego vieron su reflejo en las inversiones que conformaron los Planes Provinciales de aquellos años.