Fallece el conocido como 'cura de La Alhóndiga', Pedro Cid, que ayudó a los más desfavorecidos

ACG. Noticia 21. Foto 21

El salmantino Pedro Cid, conocido en Getafe como 'el cura de La Alhóndiga', ha fallecido este fin de semana a los 82 años, de los que más de 35 estuvo al frente de la parroquia Nuestra Señora de Fátima, trabajando con los más desfavorecidos.

La alcaldesa, Sara Hernández, ha asegurado que Getafe está de luto por esta "triste noticia", ya que Pedro Cid era "un párroco comprometido, siempre al lado de los que menos tenían y un ejemplo a seguir".


El 'cura de la Alhóndiga' fue galardonado en 2012 con una de las menciones especiales, en el ámbito local, de los premios 8 de Marzo que otorga el Ayuntamiento de la localidad con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Según dijo entonces el Ayuntamiento, Pedro Cid ejerció durante 35 años tareas pastorales y trabajó preferentemente con los sectores marginales de la juventud.

Además, "apoyó, alentó y orientó a muchas madres de hijos drogadictos a integrarse en la lucha y la denuncia de esta situación a través del colectivo Madres contra la Droga, que fue un referente en toda España".

Sacerdote comprometido, nació en Salamanca en 1933 donde realizó sus estudios que concluyeron en 1958 con la licenciatura en Teología por la Universidad Pontificia y en su ordenación como sacerdote.

Posteriormente, pasó una etapa de 7 años en Paraguay dedicado a la educación y la docencia, labor que concilió con otras tareas que coincidieron con un momento decisivo de la historia latinoamericana donde la Iglesia adoptó una postura comprometida y de conciencia ante la pobreza.

Tras esta etapa, estuvo al frente del museo Diocesano de Salamanca durante 5 años para, a continuación, hacerse cargo de la parroquia Nuestra Señora de Fátima del barrio de La Alhóndiga, simultaneando tareas pastorales con otras de carácter cultural y social con dedicación preferente a los sectores marginales de la juventud.

Los vecinos del barrio, que se movilizaron en 1991 cuando intentaron trasladarle de parroquia, han organizado una recogida de firmas por Internet para solicitar al Ayuntamiento que la plaza Tirso de Molina pase a llamarse Pedro Cid.