Fallece a los 93 años Mickey Rooney, una de las estrellas infantiles de la historia de Hollywood

Mickey Rooney

Con su papel del joven Andy Hardy, que crecía en la ficticia localidad de Carvel, Rooney fue de 1937 a 1944 uno de los adolescentes estadounidenses más famosos y admirados. 

El actor estadounidense Mickey Rooney, una de las estrellas infantiles de la historia del cine de Hollywood famoso por sus musicales con la actriz Judy Garland y por decenas de comedias y dramas, ha fallecido a los 93 años de edad, según informa el diario norteamericano 'The New York Times'.

 

Su hijo Michael Joseph Rooney ha confirmado que el famoso actor, cuyo nombre real era Joseph Yule Junior, ha fallecido este domingo en Westlake Village, en el estado de California. Con su papel del joven Andy Hardy, que crecía en la ficticia localidad de Carvel, Rooney fue de 1937 a 1944 uno de los adolescentes estadounidenses más famosos y admirados. El veterano actor participó en más de 150 películas.

 

En las quince películas de la familia Hardy, en las que todos los problemas se podían solucionar con conversaciones cara a cara de Andy con su padre, el juez Hardy, Rooney ganó más de 75 millones de dólares, una elevada cantidad en una época en al que las entradas de cine costaban algo más de 25 céntimos.

 

Rooney, que fue una de las estrellas del cine mejor pagadas en esa época, podía cantar, bailar, tocar el tambor, protagonizar meteduras de pata o hacer imitaciones de otros personajes, entre otros registros. Comenzó su carrera en el mundo del espectáculo con sólo quince meses con una actuación en un vodevil de sus padres.

 

En muchas ocasiones, compartió escena con Judy Garldan, según recuerda 'The Washington Post', en varios musicales de cine como 'Babes in Arms' (1939) y 'Girl Crazy' (1943). También actuó en dramas como 'Boys Town' (1938) y 'The Human Comedy' (1943).

 

Rooney ganó un premio especial de la Academia del Cine estadounidense en 1939 por "llevar a escena el espíritu y la personificación de la jueventud. En televisión, logró una nominación a Emmy por su papel de artista malvado en 'The Comedian' (1957). Años después, en 1981 ganó un Emmy por su papel en 'Bill', una serie sobre la vida de un desequilibrado mental fuera de un centro psiquiátrico.