Extrabajadores de Delphi convocan en abril concentraciones en defensa de los terrenos

Los cuatro sindicatos inmersos en el conflicto abierto tras el cierre de Delphi --CCOO, UGT, CGT y USO-- han solicitado "en tiempo y forma" a la Subdelegación del Gobierno en Cádiz autorización para llevar a cabo dos concentraciones ante la Audiencia Provincial y los antiguos terrenos de la multinacional de automoción para reclamar soluciones y evitar el desmantelamiento de la planta.


CÁDIZ, 28 (EUROPA PRESS)



Fuentes sindicales han explicado a Europa Press que la primera de las concentraciones tendrá lugar el 8 de abril entre las 10,00 y las 12,00 horas ante la Audiencia, donde se ubica el Juzgado de lo Mercantil, que lleva el concurso de acreedores de Delphi.

La segunda concentración está prevista para el 11 de abril a la entrada de la planta, en el polígono industrial El Trocadero de Puerto Real. En ese caso, la concentración tendrá una duración de cuatro horas, concretamente entre las 9,00 y las 13,00 horas.

Explican las mismas fuentes que llevan a cabo estas medidas porque la situación del colectivo es "desesperada" y llevan "más de un mes" esperando a que PSOE, PP e IU celebren la "prometida reunión" en la que esperan que pongan propuestas sobre la mesa que permitan desbloquear el conflicto.

"Mientras se deciden, el tiempo pasa y corre en nuestra contra", señalan, pues apuntan que si no encuentran soluciones para, por ejemplo, los antiguos terrenos de la factoría, la administración concursal podría proceder a su desmantelamiento para vender elementos y conseguir liquidez.

Consideran que es "de vergüenza" y "bochornoso" que los tres partidos "no hayan sido capaces de reunirse aún", máxime cuando "saben que los ánimos están muy caldeados entre el colectivo y será difícil contenerlos de cara a la campaña de las elecciones europeas".

Finalmente, recuerdan que los extrabajadores de Delphi llevan 61 días encerrados en el edificio de los sindicatos de la capital gaditana y que su situación es "absolutamente desesperada", pues en muchos casos están "al límite de la exclusión social" después de siete años esperando a que la Administración "cumpla sus compromisos".