Experto resalta que la nueva familia de fármacos contra la diabetes 2 no generan hipoglucemia ni aumento de peso

El jefe de Endocrinología del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, el doctor Francisco Tinahones, ha resaltado este viernes en Sevilla que la nueva familia de fármacos de los análogos del GLP-1, dirigidos a combatir la diabetes tipo 2, "son capaces de no aumentar el peso ni generar hipoglucemia, dos de los efectos adversos más comunes que generan muchos de los tratamientos que teníamos hasta ahora".
SEVILLA, 12 (EUROPA PRESS)



En el marco del 'XXIV Congreso de la Sociedad Española de Diabetes (SED), que se está celebrando en Sevilla, Tinahones ha defendido así en declaraciones a Europa Press a este nuevo grupo de fármacos, "eficaces para el tratamiento de la diabetes tipo II, ya que son capaces de bajar la glucosa con los mínimos efectos secundarios posibles".

Pese a que los fármacos contra la diabetes "tienen ya de por sí una interesante trayectoria de más de 40 años de investigación clínica a sus espaldas", este especialista ha admitido que "muchos de los tratamientos que teníamos para la diabetes tipo 2 producían como efectos negativos, por un lado hipoglucemia, esto es bajarle los niveles de glucosa por debajo de lo necesario para que el correcto funcionamiento edl organismo; y por otro un incremento de peso".

"Estos nuevos fármacos análogos del GLP1 son capaces no sólo de no incrementar el peso, sino incluso hasta de bajarlo en un proporción considerable, ya que en tres meses hemos comprobado que incluso consiguen bajar el peso del orden de tres a cuatro kilos", ha ahondado.

Dentro de los análogos del GLP1, ha detallado que ahora mismo existen "cuatro grandes fármacos ya aprobados por la FDA y la EMEA", algunos ya comercializados y otros "que van a estar disponibles a corto plazo en nuestro país".

En concreto, ha precisado que un grupo de estos análogos tienen efecto a largo plazo, "como puede ser el 'Liraglutide', que tiene un efecto mantenido y a largo plazo y que controla fundamentalmente la glucemia basal, que es la que tienen los diabéticos antes de comer".

"Luego tenemos otro tipo de análogos de GLP1, como es el 'Lixisenatide' (que se prevé se comercialice en breve), que tiene un efecto sobre la glucemia que se eleva después de comer", ha proseguido este especialista, quien ha enfatizado así que estas nuevas familias de medicamentos "posibilitan que el clínico tenga disponibilidad de muchas herramientas terapéuticas".

Así, y a modo de ejemplo, ha aludido al caso hipotético "de un paciente que esté con insulina basal, el cual podrá utilizar estos fármacos, como el lixicenatide, ayudando a la insulina basal a controlar la glucemia de después de comer".