Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Experiencia y liderazgo para terminar de cerrar la plantilla

El base americano Jason Rowe promete que “ayudará al equipo con su veteranía” en su presentación con el CB Valladolid.

Y parece que por fin el Club Baloncesto Valladolid cierra su plantilla. Después de cuatro partidos de Liga disputados, y tras los problemas con Porta y Luther Head, el conjunto morado ha presentado este jueves al base americano de 35 años Jasón Rowe y echa el candado en cuanto al mercado se refiere. O al menos eso se espera.

 

El jugador, que ya se ve en condiciones de jugar este mismo sábado ante el Laboral Kutxa, ha querido destacar la oportunidad que supone para él jugar en España, después de una larga carrera que le ha llevado a vestirse de corto en Italia, Francia, Turquía y Grecia. “Es una gran ocasión para seguir mejorando mi juego aquí después de pasar por tantas ligas. Conozco el baloncesto de España y creo que es una gran oportunidad de progresar aquí”, comenzó el base.

 

Progresar aquí... por que no se había planteado la retirada antes de firmar, ¿o sí? Fue la siguiente cuestión a la que Rowe respondió con una carcajada. “No, no, desde luego que no. Los que me conocen bien saben que estoy deseando seguir jugando, ni se me pasó por la cabeza. Desde el primer momento en verano estuve entrenando, tenía claro que quería seguir”.

 

Y es que el flamante fichaje del Valladolid consultó por teléfono a su amigo Haritopoulos, con quien coincidiera en el PAOK hace cinco temporadas, sobre la situación del equipo y si le convenía venir. “Hablé por teléfono con él, sí, nuestra relación es buena. La verdad es que se me hizo más fácil venir cuando hablamos, y no me arrepiento. Los compañeros y los técnicos me lo están poniendo fácil, así que estoy cómodo y me siento bien para jugar”.

 

Las cualidades de Rowe están ya muy marcadas a sus 35 años, como él mismo asegura. “Me considero un líder, pero me adaptaré a lo que diga el entrenador en mi puesto de base. Si hay que tirar, habrá que tirar, si hay que pasar, habrá que pasar. Creo que puedo ayudar con mi experiencia”.

 

Precisamente el jugador reconoce no haber visto ningún partido completo de los disputados hasta ahora del que ya es su nuevo club, más allá de algún que otro resumen, pero sus impresiones son claras. “Me han transmitido buenas sensaciones, pero quizá de un equipo demasiado joven. Para eso estoy yo aquí, para poder aportar mi liderazgo y mi experiencia”.

 

Por su parte, Ricard Casas, que ejerció de anfitrión en la presentación del norteamericano, destacó que “se trata de un jugador experimentado, serio y que ayudará en la dirección del juego”.

Noticias relacionadas