Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Ex presos de ETA atascados en la nieve piden ayuda a la Guardia Civil para que les rescate

Recurrieron antes a Emergencias Navarra y la Policía Foral, pero fue el Instituto Armado quien les llevó de vuelta a Pamplona.

Ex presos de la banda terrorista ETA y sus familiares tuvieron que recurrir a la Guardia Civil en pleno temporal de nieve el pasado sábado en Navarra para que les ayudasen a salir del lugar en el que se encontraban atascados.

Fuentes del Instituto Armado, el grupo había quedado para pasar el día, concretamente en una sidrería del municipio navarro de Beruete, a donde se habían desplazado a bordo de dos autobuses y un microbús.

En torno a las 20.30 horas, cuando decidieron marcharse de Beruete, comprobaron que la nieve caída durante el temporal del fin de semana les impedía salir. Su primera reacción fue llamar al 112 de Emergencias Navarra para solicitar ayuda tal y como ha avanzado el portal Navarra.com.

Las fuentes consultadas explican que la respuesta que recibieron de Emergencias Navarra es que se encontraban desbordados y que la prioridad del servicio era despejar la red de carreteras principales. Añadieron que una vez solventada la situación, se ocuparían de las vías secundarias para lo que les mandarían un quitanieves cuando fuera posible, siempre según las mismas fuentes.

Como alternativa, el grupo atascado decidió recurrir a la Policía Foral, que tomó nota de su situación, pero al mismo tiempo les advirtió de que el lugar en el que se hallaban es competencia de la Guardia Civil por lo que sería más rápido que pidiesen ayuda a esta institución.

CONFESIÓN DE UNO DE LOS ESCOLTADOS

Como tercera opción, el grupo decidió entonces marcar el 062 e informar de lo que les sucedía. La reacción de la Guardia Civil fue mandar dos patrullas a Beruete, que al llegar se encontraron al grupo desperdigado entre los autobuses, los alrededores de la zona y otros en el interior de la sidrería resguardándose del intenso frío que hacía en ese momento.

La primera decisión de la Guardia Civil fue agruparlos a todos para evitar que ninguno de ellos se perdiese o se desorientase. Lo siguiente fue solicitar vehículos para llevarles a todos de vuelta a Pamplona. Fuentes de la Guardia Civil, fue en ese traslado cuando uno de los rescatados desveló a los agentes la condición de ex presos terroristas de varios de los miembros de la comitiva.