Ex ministros de UCD, PP y PSOE defienden la Constitución como base para la "estabilidad"

Asisten al acto de creación de la Fundación España Constitucional.

 

 

"PRETENDIDA CRISIS DE LEGITIMIDAD"

  

Por su parte, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha valorado la oportunidad de esta Fundación para reivindicar la Monarquía porque es el "futuro de casi 50 millones de españoles" y los valores constitucionales. En este sentido, ha alertado de que a las "ínfulas independentistas" se une una "pretendida crisis de legitimidad" promovida por algunos grupos y partidos, ha dicho.

  

Barberá ha afirmado que "lo que estamos viendo casi todos los días en las calles de España nos avisa de que el terreno para que arraigue está abonado". Frente a esta situación ha reivindicado la "grandeza de la política" y apuesta por la "regeneración de la vida pública" siento ejemplo de "rectitud en los valores democráticos".

  

"Creo que una "España en la que proliferan discursos separatitas, polpulistas, extremismos e incluso algunos egos desbocados", requiere el

La presidenta de la Fundación España Constitucional, Cristina Garmendia, ha explicado este sábado que esta organización tratará de recordar a los españoles, y especialmente a las nuevas generaciones, a través del debate y el diálogo de sus miembros, que la Constitución ha dado "mucha estabilidad" institucional y que debe "seguir dando cobertura" en estos momentos en los que se plantean debates de reforma de la Carta Magna, tras la abdicación del Rey Don Juan Carlos I, y con la consulta en Cataluña en el horizonte.

 

Garmendia se ha pronunciado de esta manera en el acto fundacional de la Fundación España Constitucional, que ha tenido lugar en el Museo de las Artes y las Ciencias de Valencia, a la que han asistido 15 de los cerca de 40 exministros de UCD, PSOE y PP que son patronos de esta entidad. Este acto, que ha servido para aprobar la denominada 'Declaración de Valencia', han participado el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, el conseller de Economía, Máximo Buch, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

  

De esta manera, ha explicado que la mera existencia de la fundación expresa por sí mismo "uno de los mensajes de mayos trascendencia: que existen valores comunes que requieren una defensa conjunta con independencia de las adscripciones políticas".

  

Entre los objetivos de esta Fundación, conscientes de que hay varias generaciones de Españoles que no votaron la Constitución, ni vivieron la Transición, tratarán de trasladar a las nuevas generaciones "el legado de que aquello que unió para la creación de la democracia".

  

Tanto en el documento aprobado este sábado como en declaraciones públicas, los integrantes de esta fundación han querido rendir homenaje a dos personas que consideran que "representan mejor los valores encarnados en la Constitución de 1978 y que son la esencia de esta fundación": Se trata del Rey Don Juan Carlos I y del expresidente en la Transición, Adolfo Suárez.

 

"UN REY MÁS NORMAL"

  

En este sentido, el vicepresidente de la Fundación Rodolfo Martín Villa --fue ministro con UCD-- ha señalado que la Transición, como "momento excepcional" en España originó "figuras excepcionales", como son El Rey, de Adolfo Suárez, Felipe González, Santiago Carrillo y Manuel Fraga. Actualmente, "son difícilmente imaginables en una etapa más normal" y por ello, ha abogado por que el sucesor de Don Juan Carlos I "tiene que ser un rey más normal" y "eso es algo muy positivo".

  

Martín Villa ha señalado que pedirle a Don Felipe de Borbón "que cumpla de la misma forma que el Rey que ha abdicado" es "no es estar en la realidad". Y no es una cuestión de capacidades, ha comentado, sino de que "las cosas que tuvo que hacer el Rey para pasar de una dictadura a un régimen de plenas libertades, hoy por ventura no las tenemos que hacer". "Parece que se está pidiendo al nuevo Rey que actúe como su padre y eso resulta imposible y, por ventura, no es necesario", ha remarcado.

 

LA CONSTITUCIÓN Y SUS EVENTUALES REFORMAS

 

En relación a debates que se plantean en torno a la reforma de la Carta Magna tras la abdicación del Rey Don Juan Carlos I y la consulta en Cataluña, Garmendia ha dicho que "a través de los valores de la Constitución y en el marco de la Constitución, cualquier debate será posible".

  

La exministra ha apuntado al respecto que en este momento como fundación no tienen una posición de estos temas porque primero hay que "debatirlos, acordarlos y consensuarlos" y luego fijarán una posición de la fundación.

  

En estos términos, la presidenta de la Fundación ha explicado que en Declaración de Valencia, una de las ideas que promueve es la 'Constitución y sus eventuales reformas'. Además, ha apuntado que no pretenden asesorar sino que su voluntad es "resaltar y exaltar que es mucho más lo que nos une y publicar que estamos de acuerdo en aspectos relevante, con una visión multipartidista".

  

"Yo creo que es posible consensuar algún término que obedezca a la realidad que estamos viviendo", ha agregado Garmendia, quien a preguntas de los medios, ha precisado que son quienes para "dejar abierta" una puerta a la reforma, sino que su reflexión es que la Constitución "debe ser el marco de referencia de todos y para todos" porque "nos ha dado estabilidad" y "tiene que seguir dando la cobertura para adaptarnos a nuestro tiempo.

  

En relación a la fecha de la presentación y la coincidencia de que sea unos días después del anuncio de la abdicación, Garmendia ha asegurado que tenían esta fecha "señalada desde hace varios meses".

  

Por otro lado, ha intervenido en el acto de presentación el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, quien ha destacado que la Constitución Española "ha sido, es y seguirá siendo el mejor lugar de encuentro de todos los españoles" y ha asegurado que es "un orgullo para la Comunitat ser el escenario para presentar esta iniciativa en defensa de los valores de igualdad, unidad, libertad, solidaridad, tolerancia e integración" recogidos en la Carta Magna".