Evo Morales acepta las "disculpas" de España pero se reserva el derecho de buscar "una completa reparación"

El presidente boliviano, Evo Morales, ha señalado este miércoles que acepta las "disculpas" que le han ofrecido España, Francia, Italia y Portugal por el inicidente ocurrido con su avión a principios de julio.

El pasado 2 de julio, el avión en el que Morales viajaba desde Moscú hasta La Paz tuvo que aterrizar en Viena después de que Francia, Italia y Portugal le impidieran sobrevolar su espacio aéreo. El Gobierno boliviano acusó a España de haber denegado el permiso, pero el Ejecutivo de Mariano Rajoy ha defendido que nunca se prohibió a Morales hacer escala en Las Palmas.

 

"Aceptamos las disculpas de los cuatro países como un primer paso porque queremos continuar con las relaciones de respeto entre nuestros países, las relaciones de complementariedad y solidaridad", ha señalado en rueda de prensa, según informa la agencia estatal ABI.

 

En este sentido, ha anunciado que en coordinación con los ministerios de Exteriores de los países involucrados y de Bolivia se ha acordado la vuelta de los embajadores bolivianos, que fueron llamados a consultas por el Gobierno boliviano.

 

No obstante, Morales ha precisado que "el Estado Plurinacional de Bolivia se reservará el derecho de continuar las acciones emprendidas ante organismos internacionales" contra los cuatro países europeos con el fin "lograr una completa reparación frente a esta agresión y para que estos hechos no vuelvan a ocurrir nunca más".