Europa acumula más del 50% de las ventas del Captur, líder de segmento, antes de su salto a Asia en 2014

Es el 'crossover' más vendido en Francia, España, Bélgica, Países Bajos e Italia, país este último en el que encabeza las ventas "por mucho".

Europa acumula más del 50 por ciento de las ventas del Renault Captur, donde es líder del segmento de los 'crossover', mientras prepara su "gran salto" a Asia en 2014, continente en el que la compañía tiene "muy buenas expectativas", dado el comportamiento de las comercializaciones previas, las cuales permitirían "llegar a soñar con la implantación del tercer turno" en la factoría de Valladolid, donde se fabrica, según han confirmado fuentes de la empresa.

 

En concreto, Francia, hogar de la marca, acumula cerca del 30 por ciento de las ventas totales del modelo, con alrededor de 30.000 vehículos de los más de 100.000 que se han fabricado, todos ellos bajo demanda, desde que saliera a la venta este año 2013, de los cuales unos 80.000 ya han sido entregados, de acuerdo con las mismas fuentes.

 

Otros países del viejo continente en los que el Captur lidera las ventas del segmento de los 'crossover' son Italia, Bélgica, Países Bajos o España, país en el que se han vendido cerca de 4.000, lo que representaría en torno a un cuatro por ciento del total, aunque la multinacional del rombo ha destacado el "fuerte crecimiento" de este segmento dentro del mercado, que han cifrado en un 90 por ciento.

 

En el caso de Italia, el nuevo modelo de Renault lidera "por mucho", según palabras de la compañía, las ventas dentro de este tipo de vehículos, en un mercado que mueve un volumen mayor que el español. En concreto, las ventas podrían aproximarse a los 7.000 vehículos, casi los mismos que en Alemania.

 

Hasta el momento, el lanzamiento del 'crossover' se ha centrado mayoritariamente en Europa, si bien Asia es el próximo objetivo de la automovilística francesa, que en Corea del Sur -donde se venderá como modelo QM3 de la marca Samsung- logró agotar 1.000 unidades previas en siete minutos y formalizar más de 3.200 pedidos en un día, aunque su lanzamiento real se producirá entre los meses de febrero y marzo.

 

Es precisamente en Corea del Sur donde la multinacional espera unos mejores resultados, puesto que se trata de un mercado "muy occidentalizado" en el que las líneas del Captur, "semejantes al diseño manga", y la pintura bitono pueden incrementar su éxito.

 

Otros mercados emergentes en los que Renault tiene volcadas sus esperanzas para 2014 son Indonesia o Filipinas, cuya geografía urbana "encaja perfectamente" con las características del Captur, como han destacado las mismas fuentes, lugares que hasta ahora "copan las firmas japonesas". Precisamente el país del sol naciente es otro de los destinatarios de la estrategia comercial para durante el Captur el año próximo, después de que precisamente la unidad 100.000 de este modelo se fabricara para un cliente de aquella nación.

 

ACUERDO EN CHINA

 

Por lo que se refiere a China, precisamente este lunes la multinacional gala firmará el acuerdo, anunciado el pasado 5 de diciembre, con la local Dongfeng para expandirse en aquel país a través de ella.

 

Esta alianza servirá para que Renault ponga en marcha una estrategia "ambiciosa" en el primer mercado automovilístico mundial y aportará a esta 'joint venture' sus conocimientos y experiencia tecnológica e industrial.

 

El objetivo de este proyecto es reforzar su presencia en China, mediante la colaboración estrecha en el conjunto de las actividades del negocio, como por ejemplo la investigación y el desarrollo, las compras, la producción o el márketing.

 

Renault ha relacionado el aumento de la demanda exterior del Captur, que actualmente se exporta a 65 países, a la promoción de la marca a través de la Fórmula 1, donde motoriza, entre otros, al equipo Red Bull, que ha ganado los últimos cuatro mundiales de la mano de Sebastian Vettel, lo que le da un total de doce campeonatos a lo largo de la historia de este deporte, 161 victorias, 210 'poles positions' y 514 grandes premios disputados.