ETA mantiene su aparato logístico "operativo", según Europol

España y Francia, los únicos países que registraron atentados separatistas en 2014.

La organización terrorista ETA mantiene "operativo" su aparato logístico y solo ha "escenificado un proceso aparente de desarme a través de una comisión internacional de verificación", según ha constatado la agencia de cooperación policial europea, Europol, en su informe anual sobre la actividad terrorista en 2014.


ETA no ha perpetrado "ningún ataque terrorista" en 2014, en línea con su declaración de alto el fuego definitivo de octubre de 2011. "Su aparato logístico sin embargo, es evaluado como estando operativo todavía y el grupo no ha renunciado a sus depósitos de armas", avisa en su informe.

La agencia de cooperación policial europea asegura que "en febrero de 2014, ETA escenificó un proceso aparente de desarme a través de una comisión internacional de verificación" para poner fuera de uso su armas, munición y explosivos pero hasta ahora no ha entregado sus armas ni a las autoridades españolas ni francesas.

Europol recuerda en su informe que el grupo marxista Iraultzaleen Bilguneak (IBIL, Asambleas Revolucionarias) y el colectivo de apoyo a los presos de ETA, Amnistia ta Askatasuna, "se han mostrado en desacuerdo con el abandono de ETA de la lucha armada y sus logros limitados en relación a las condiciones de los miembros que cumplen condenas a prisión" y afirma que "un número pequeño" de daños e incidentes con artefactos explosivos improvisados en 2014 "pueden atribuirse a miembros de estos grupos disidentes", cuya acción ha "criticado abiertamente" ETA a través de los medios.

La banda terrorista, varios de cuyos miembros han sido arrestados este año no solo en España, sino también en Francia, Reino Unido y Alemania y otros dos, condenados in absentia, en México, "ha mantenido sus objetivos separatistas y continúa intentando tener un perfil en los medios internacionales" a través de comunicados.

Los ataques nacionalistas o separatistas sólo se han producido en España (17) y Francia (50) en 2014 y reflejan en todo caso una caída respecto a los 84 registrados en 2013.

También ha bajado el número de detenidos por atentados nacionalistas o separatistas en la UE desde los 180 en 2013 hasta los 154 en 2014, entre ellos 75 en España, el país que más arrestados ha practicado, seguido de Francia (41), Irlanda (27), Italia (9) y Alemania (2).

UN ATAQUE DE RESISTENCIA GALELA

El informe de Europol también recoge un único ataque cometido por Resistencia Galega en 2014 perpetrado con un artefacto explosivo en el ayuntamiento de Baralla, que provocó daños en el inmueble y llevó a la detención de un miembro sospechoso del grupo terrorista. El grupo mantiene "la intención y capacidad de continuar perpetrando ataques en Galicia", según el informe de Europol.

La actividad terrorista de los grupos de izquierdas y anarquistas ha caído de forma significativa en la UE en 2014, cuando se registraron 13 ataques frente a los 24 del año anterior, según Europol, que atribuye esta caída a la reducción de los ataques en España y Grecia, que junto con Italia son los países con mayor presencia de grupos terroristas de esta ideología.

En España se registró un único ataque y se produjeron 36 detenciones por actividades terroristas anarquistas o de izquierdas, más del doble de detenciones en comparación con 2013. También hubo seis ataques en Italia y Grecia en cada caso y 4 y 13 detenciones respectivamente, así como otra detención en Francia.

En cambio, ningún país registró un ataque por parte de grupos de extrema izquierda en 2014, aunque sí se detuvieron a 33 individuos en tres países frente a los tres detenidos en 2013.