ETA desoye la petición de la Comisión de Verificación para que sus militantes no vayan armados

La Comisión Internacional de Verificación (CIV) reclamó a ETA que exigiera a los etarras que no fueran armados como condición para mostrar su firme voluntad de que el la declaración de alto el fuego y posterior anuncio del fin definitivo de la violencia era efectivamente "irreversible".
MADRID, 1 (EUROPA PRESS)



En una reunión celebrada en Bilbao los días 25 y 26 de enero del pasado año sobre el seguimiento del proceso, los seis miembros de la comisión explicaron que habían comunicado a ETA que "la posesión continuada de armas y explosivos -especialmente llevar armas personales- puede dar lugar a situaciones potencialmente peligrosas".

A pesar de esta advertencia, los etarras detenidos este viernes en Francia, en el departamento de La Nievre, en la región de Borgoña, iban armados y portaban documentación falsa. El arresto de estos presuntos terroristas en Francia se produce unas horas antes de la celebración en Bilbao de una manifestación en apoyo a los presos etarras.

Los 'verificadores' encabezados por Brian Currin constataba hace una año que los terroristas seguían cometiendo "actos ilegales como la falsificación y el mantenimiento de arsenales" tras declarar un alto el fuego el 8 de enero de 2011 y anunciar el fin definitivo de la violencia el 20 de octubre de 2011.

En este sentido, la Comisión Internacional de Verificación advertía a la banda terrorista que "la posesión continuada de explosivos y armas puede dar lugar a situaciones potencialmente peligrosas".

ETA ya manifestó en octubre de 2011 su disposición a colaborar con esta Comisión --ETA "adopta el compromiso de colaborar con la Comisión Internacional de Verificación", dijo entonces-- pero desde entonces no se ha pronunciado sobre el requerimiento para que los etarras no vayan armados.