Estos 9 factores pueden influir en el Alzheimer

Nueve factores de riesgo, potencialmente modificables, podrían ser determinantes en dos tercios de los casos de Alzheimer en todo el mundo, según una investigación de la Universidad de California en San Francisco (EEUU).


 

En concreto, el estudio, publicado en el 'Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry', ha revelado que la obesidad, el estrechamiento de la arteria carótida, el bajo rendimiento académico, los altos niveles de homocisteína, la depresión, la hipertensión, la fragilidad, el tabaquismo y la diabetes tipo 2, estos dos últimos especialmente en la población asiática, son los nueve factores que influyen en la mayor parte de los casos de Alzheimer.

 

Algunos de estos factores pueden tener una distinta influencia en el riesgo de padecer Alzheimer en diferentes momentos de la vida y dependiendo del origen étnico. Por ejemplo, un mayor o menor índice de masa corporal en la edad adulta y un bajo nivel académico están relacionados con un mayor riesgo, mientras que un alto índice de masa corporal, ejercitar el cerebro, el tabaquismo (salvo en la población asiática), el consumo de alcohol moderado y el estrés en la tercera edad disminuyen el riesgo de padecer Alzheimer.

 

La investigación se realizó a través de los datos de alrededor de 17.000 estudios publicados en inglés entre 1968 y julio de 2014, en los que se encontraron más de 90 factores de riesgo del Alzheimer y en los que participaron más de 5.000 personas. 

 

FACTORES QUE PUEDEN AYUDAR A LA PREVENCIÓN 

 

El estudio también ha mostrado que existen algunos elementos que pueden favorecer la prevención del Alzheimer, como la presencia del estrógeno, el uso de fármacos para reducir el colesterol, los medicamentos para la hipertensión y los tratamientos antiinflamatorios. En cuanto a la nutrición, el ácido fólico, las vitaminas C y E y el café también influyen favorablemente en la prevención. 

 

Por otro lado, se encontró una fuerte asociación entre los niveles de homocisteína, una aminoácido generado por el organismo, y la depresión, con un alto riesgo de desarrollar Alzheimer. Finalmente, algunas patologías también se relacionaron con una menor incidencia de la enfermedad, como la artritis, enfermedades del corazón, el síndrome metabólico y el cáncer.