Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Este mes se presentará el concurso de ideas para sustituir el Museo del Toro de Valladolid

El Museo del Toro echará el cierre el 30 de junio. EL ECONOMISTA

La concejal de Cultura asegura que no se renueva el contrato con la actual concesionaria, que termina el 30 de junio, por “cumplimiento escrupuloso del compromiso electoral”.

Continúan los dimes y diretes en cuanto al cierre del Museo del Toro de Valladolid, que tendrá lugar el próximo 30 de junio cuando expire el actual contrato con la empresa adjudicataria. Este miércoles ha sido la concejal de Cultura del Ayuntamiento, Ana Redondo, la que ha sido preguntada por el tema, de manera que se ha mostrado expeditiva.

 

“El museo del Toro lleva abierto ocho años, se trata de una inversión importante que se hizo en su día, 900.000 euros de inversión inicial, 60.000 euros anuales durante sus primeros años de existencia y en estos momentos es de 45.000 euros anuales para mantener el contrato de una empresa de servicios”, arrancó Redondo, en referencia al alto coste que supone tener abierto este espacio.

 

Y es que estos días se ha anunciado que, una vez pase el 30 de junio, el lugar se utilizará para otros usos que podrán proponer los mismos ciudadanos por medio de un concurso, del que aún se esperan las bases. “Por cumplimiento escrupuloso del compromiso electoral, puede haber otros usos para más ciudadanos. Estamos trabajando esas bases, esperamos poder publicarlas este mes”, hizo ver la concejal.

 

ACUSACIONES DEL PP

 

Por otra parte Redondo quiso salir al paso de las acusaciones del PP, que tan solo unos minutos antes de que ella fuera preguntada por el tema aseguraba que el cierre se trataba de un tema de ideología más que de economía. “Uno cuando adopta una decisión la toma en función de las prioridades que tiene, y estas tienen mucho que ver con la ideología. No es ni bueno ni malo, es una realidad”.

 

“Tu eres un Gobierno de izquierdas, y sin embargo apoyas al Museo de San Joaquín y Santa Ana que es religioso. ¿Es contradictorio? Yo diría que no, porque el aporte cultural merece la pena”, se justificó la encargada del área de Cultura y Turismo de Valladolid, antes de explicar la visión del actual equipo de Gobierno.

 

“Hay tradiciones que llegan a un punto que hay que revisarlas, no es que hayan sido buenas o malas, sino que llega un momento social en que hay que revisarlas. Tenemos que ser conscientes de que esta evolución se está produciendo en la fiesta del toro, que está en decadencia. No porque lo diga nadie, sino porque los públicos no asisten, porque el precio es muy elevado, porque el espectáculo ha dejado de ser interesante o porque las nuevas generaciones no se incorporan”, se explayó la concejal, antes de concluir con un recordatorio.

 

“Nosotros no prohibimos la fiesta, solo redirigimos los recursos públicos hacia donde los vemos más necesarios”, cerró.

Noticias relacionadas