Este jueves se reanuda el juicio por el doble crimen del barrio de La Rondilla de Valladolid

Un momento del juicio celebrado este jueves. TRIBUNA

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 8 de abril de 2014 cuando el procesado, Omar O, de origen marroquí, encontró a su mujer con un amante.

La Audiencia de Valladolid reanuda este jueves el juicio con jurado contra el autor del doble crimen del barrio de La Rondilla, donde la madrugada del 8 de abril de 2014 encontraron la muerte su pareja y el supuesto amante de ésta cuando el procesado, Omar O, de origen marroquí, encontró a ambos desnudos en el lecho conyugal.

  

El juicio entrará así en su tercera jornada, tras la última celebrada el pasado viernes y la suspensión acordada este pasado lunes como consecuencia del fallecimiento del padre de la fiscal ocurrido este fin de semana.

  

Así, este jueves se practicará la prueba pericial que estaba prevista para el pasado lunes lunes, mientras que el viernes se expondrán los alegatos definitivos y el lunes próximo, día 18, el magistrado que preside la sala entregará a los miembros del jurado el objeto del veredicto o cuestionario al que deberán responder para dilucidar la suerte de Omar O.

  

El Ministerio Fiscal solicita para el acusado una pena global de 26 años de prisión por dos delitos de homicidio, 14 años por la muerte de Rosa Ana Marcos y 12 por la de Fernando Legido.

  

Por su parte, las acusaciones populares ejercidas por la Asociación Clara Campoamor--también está personada como particular--y la Junta de Castilla y León coinciden al calificar la muerte de Rosa Ana como un delito de asesinato y solicitan 20 años de cárcel, a los que la primera de ambas acusaciones suma otros 12 más por el homicidio de Fernando Legido, mientras que la defensa del procesado, que coincide con la acusación pública en que se trata de dos homicidios, interesa 11,5 años por la muerte de la mujer y 8 años por la de su supuesto amante.

  

Los hechos se produjeron en la madrugada del día 8 de abril de 2014 cuando, presuntamente, Omar O. llegó a su domicilio y, tras encontrarse desnudos a su mujer y un amigo de ésta en la cama, cogió un cuchillo de cocina de 20 centímetros de hoja que utilizó primero para arrebatar la vida al amante y acto seguido para hacer lo propio con su pareja.

  

Aunque en su declaración el acusado asegura que no recuerda nada de lo ocurrido en el piso, pues alega que se encontraba totalmente borracho, agentes de la Policía Local que le detuvieron en el escenario del doble crimen sostienen que "olía a alcohol" pero se encontraba plenamente lúcido y sabía muy bien lo que acababa de hacer.

Noticias relacionadas