Éste es Andreas Lubitz, el copiloto de Germanwings que quiso estrellar el avión

Andreas Lubitz

Según las últimas informaciones facilitadas por la Fiscalía francesa, el copiloto del avión de Germanwings estrellado en los Alpes este pasado martes estaba solo en la cabina del avión y presionó de manera "voluntaria" el botón de descenso. Se trata de Andreas Lubitz, quien contaba con una experiencia de 630 horas de vuelo con la aerolínea.

 

De 28 años, era miembro de la asociación de vuelo alemana LSC Westerwald, desde la que este miércoles lanzaron un mensaje de pésame por la muerte de su antiguo compañero.

 

Según ha publicado el diario alemán Bild, el copiloto se inició de adolescente en el mundo de la aeronáutica con la intención de cumplir su sueño: pilotar un avuión. Comenzó con vuelos sin motor y después se especializó en los Airbus A320, el modelo de aeronave que se ha estrellado en los Alpes.

 

El copiloto trabajaba para la aerolínea desde septiembre de 2013, además de haber trabajado para Germanwings. Lufthansa ha informado de que anteriormente estuvo destinado en la escuela de aviación civil de la compañía.

 

Era natural de Montabaur, un pequeño pueblo entre Dusseldorf y Frankfurt. Su formación la desarrolló en Bremen, al norte del país, según publica Bild. Por otro lado, su cuenta de Facebook ha sido borrada a lo largo de la mañana de este jueves.

 

El fiscal de Marsella, Brice Robin, ha dicho no tener más detalles sobre la etnia o la religión a la que pertenecería el copiloto, si bien ha asegurado que no estaba en la lista de terroristas buscados.

 

La Gendarmería francesa, en colaboración con las autoridades alemanas ya están investigándole y seguramente se interrogará a su entorno más cercano para tratar de aclarar lo sucedido.

 

La radio francesa Europa 1 ha hablado con un antiguo compañero de piloto Patrick S, quien ha asegurado que el piloto estaba "muy experimentado" y "era uno de los mejores". Su compañero, ya jubilado, se ha mostrado seguro de que el piloto habría hecho "todo lo que pudiera" por salvar a los pasajeros, destacando el buen humor que siempre tenía y que era un padre "muy bueno" de sus dos hijos.

 

 

 

Noticias relacionadas