Estados Unidos lanza un satélite espía a la órbita retrógrada

La NRO (National Reconnaissance Office), una de las agencias de inteligencia de Estados Unidos, ha lanzado este 10 de febrero su satélite NROL-45, desde la base de Vandenberg, en California.

Aunque los detalles de los satélites de esta agencia y sus misiones son clasificados, el análisis de su información está disponible para el público, y su comparación con misiones previas a menudo permite obtener conclusiones sobre la naturaleza de los satélites que han sido lanzados.

El satélite fue lanzado por un cohete Delta IV a alas 11.40 GMT. Al parecer, se trata del cuarto satélite militar equipado con radar de la serie Topaz, que reemplazan en órbita a los antiguos satélites de la serie Lacrosse.

Según diferentes medios estadounidenses, y de acuerdo con misiones anteriores de la NRO lanzadas desde Vandenberg, NROL-45 estaría destinado a una órbita recomendada para satélites de inteligencia y observación óptica.

Avisos para la navegación en vigor en el momento del lanzamiento sugieren que el cohete voló hacia el suroeste, a lo largo de un acimut de aproximadamente 222 grados, lo que se traduciría en una órbita con una inclinación de alrededor de 123 grados. Denominada una órbita retrógrada, un curso en esta inclinación dirige el satélite a una órbita en la dirección opuesta a la rotación de la Tierra.

El satélite ha sido construido por Boeing y su radar es capaz de observar lo que pasa en superficie tanto de noche como de día, y con cielo despejado o nublado.