Estados Unidos arrolla a Japón y conquista el Mundial de Canadá

La selección femenina de Estados Unidos, campeona del mundo

La selección de Estados Unidos arrolló (5-2) a Japón para conquistar por tercera vez el Mundial femenino de fútbol, en una final en Vancouver (Canadá) en la cual el cuadro yanqui puso un contundente 4-0 a los 16 minutos de encuentro, liderada por una Carli Lloyd que se hizo con el Balón de Oro del torneo.

Con el apoyo mayoritario de la grada, el conjunto dirigido por la inglesa Jill Ellis fulminó a la defensora del título en lo que pronto se convirtió en una fiesta para las estadounidenses. Y es que, dos goles a balón parado, otro a la contra y un cuarto desde el centro del campo obra de Lloyd --su tercero-- sacaron los colores a las nipones.

La a la postre mejor jugadora del Mundial se las ingenió para a los cinco minutos del encuentro aprovechar primero un córner y después una falta lateral para rematar por partida doble a la red (2-0). Tocada Japón y sin capacidad de reacción, encajó el tercero en una buena salida en velocidad de las yanquis, que culminó con gran volea Holiday.

No terminó ahí el festival norteamericano. Lloyd, desde el centro del campo, batió a la meta rival Ayumi Kaihori para firmar su triplete particular y poner más que de cara la final para las suyas (4-0).

Japón se fue sin nada que perder a salvar el honor y, en medio también de la relajación rival, dejó la marca de imbatibilidad mundialista de Hope Solo en 540 minutos, la segunda mejor de la historia del torneo. Yuki Ogimi, que ganó la posición a Johnston, recortó distancias cerca de la media hora.

Para la segunda mitad, el seleccionador japonés Norio Sasaki buscó soluciones en Homare Sawa. Japón dio un paso adelante, sufrió menos en defensa y logró poner el 4-2 a los 52 minutos con un gol en propia puerta de Johnston. Sin embargo, a los dos minutos Tobin Heath devolvió la abultada ventaja para Estados Unidos y sentenció el título para las yanquis, campeonas 16 años después.