Esta comprensiva carta de un director a sus alumnos se vuelve viral

Los alumnos de la escuela de primaria Barrowford en Lancashire, Inglaterra, han recibido una carta del director de su colegio, pero esta vez no llevaba una simple información académica, sino que ha sido un inusual y tierno mensaje de apoyo a los niños que se ha hecho viral en Twitter en poco tiempo.

Fue después de los resultados de los 'Key Stage 2' (KS2), exámenes finales oficiales de los cuatro años de estudio (de los 7 a los 11 de edad) en las escuelas subvencionadas de Inglaterra y Gales. La carta decía que la escuela estaba "muy orgullosa" de su esfuerzo en dicha prueba.

 

Y continuaba: "Nos preocupa que estas pruebas no siempre evalúan todo lo que os hace especiales y únicos". La misiva, firmada por Rachel Tomlinson, junto con otro miembro del personal, dijo a los niños: "Los que hacen estas pruebas y las corrigen no os conocen. Ellos no saben que muchos de vosotros habláis dos idiomas. No saben que tocáis instrumento musical o que sabéis bailar o pintar un cuadro. Ellos no saben que vuestros amigos cuentan con vosotros para lo que sea o que vuestra risa puede alegrar el día más triste". Estas palabras se han hecho eco rápidamente en Twitter.

 

Otro profesor del colegio comentaba en la red social que la escuela se enorgullecía de tener "un espíritu muy diferente a casi cualquier otra escuela". El lema de la escuela es 'aprender a amar, amar aprender' y su objetivo es garantizar que los alumnos sean "redondeadas y con conexión a tierra", con el "objetivo final" a "proporcionar a las personas la capacidad de aprender lo que necesitamos en cualquier circunstancia que nos encontramos".

 

Este colegio ha sido 'trending topic' en Twitter  a la vez que los usuarios sugerían que la directora debería ocupar el cargo de secretario de Educación, ya que Michael Gove dejó este martes este mismo puesto para ser secretario parlamentario del Tesoro.

 

Según The Guardian, la escuela Barrowford de primaria, que dispone de 324 alumnos, fue calificado como "buena" en la última inspección Ofsted en 2012. Los inspectores elogiaron el personal de la escuela por proporcionar "un ambiente cálido y acogedor que fomenta la confianza entre los niños".

 

Los resultados del examen que ha causado esta viralidad han sido ligeramente inferiores a la media de los últimos años.