España vuelve a ganar pero preocupa el exterior

Juan Carlos Navarro

Los Gasol e Ibaka, con la ayuda de Navarro, hacen olvidar la lacra del desacierto desde fuera de la zona. 

La selección española de baloncesto ha ganado a Ucrania (71-63) en la final del torneo amistoso 'Ciutat de Badalona' y sigue invicta en la 'Ruta Ñ' de preparación para la Copa del Mundo que albergará del 30 de agosto al 14 de septiembre, con siete victorias en sendos partidos y, ante los ucranianos, con un juego interior que de nuevo fue imparable y un Navarro que volvió a tirar del carro.

 

Tanto los hermanos Gasol como Ibaka fueron demasiado fuertes para Ucrania, que plantó cara y aguantó el pulso prácticamente hasta el final del partido, llegando a ponerse por delante antes del descanso gracias al acierto que no tuvo España y a la dirección de Mike Fratello. Finalmente, el juego interior español machacó el encuentro a base de mates y rebotes ofensivos.

 

De once puntos llegó a ganar España en el último cuarto después de verse ocho abajo antes del descanso. Una remontada que llegó a base de trabajo y de creer, aunque la lacra del acierto exterior empieza a preocupar. Tan solo se salvó Navarro, el máximo anotador del partido con 15 puntos y tres triples. La mayor veteranía del combinado español, y el saber mantener la calma, evitó el descalabro cuando Ucrania entró en racha y se escapaba en el marcador.

 

Sin Rudy Fernández, con una sobrecarga en el muslo derecho, ni Àlex Abrines y poca presencia de Felipe Reyes, todavía recuperándose de unas molestias, España sigue invicta en esta gira de preparación aunque se topó con una Ucrania desconocida e inesperada. Sin grandes nombres pero un buen conjunto, con el toque de Fratello, plantó cara a los ganadores de este torneo amistoso que ha supuesto el regreso de la selección a Badalona 17 años después.

 

España llegó al descanso un punto por debajo (33-34) y la sensación de no estar para nada cómoda. Empezó el partido como un tiro y recordando a las grandes palizas que ha brindado en este 'Ruta Ñ', sobre todo al inicio de la misma. Cogieron una máxima diferencia de 8 puntos (12-4) en un inicio fulgurante de Marc y Pau Gasol, únicos anotadores.

 

Se sumaron a la fiesta Ibaka y Ricky Rubio, el mejor base esta noche. No obstante, en cuanto el laureado y prestigioso técnico de Ucrania, el ex NBA Mike Fratello, sentó al base 'Pooh' Jeter y dio entrada al joven Mishula cambió el partido. El base ucraniano movió a su equipo, que empezó a jugar desde dentro con el pívot ex Phoenix Suns 'Slava' Kravtsov.

 

Hicieron daño a una España sin confianza, sin tiro. Los ucranianos se fueron ocho puntos arriba (24-32) en el segundo cuarto coincidiendo con la excelente mano de Gladyr y la inspiración del pívot Natyazkho, a quien le entraba todo. Suerte de la magia de Rubio y la aparición de Navarro, que enjuagaron la diferencia con la que se fue al descanso a la derrota por la mínima.

 

Como ante Croacia, no fue una buena noche en cuanto a acierto exterior para el combinado de Juan Antonio Orenga. Navarro anotó poco antes del descanso el primer triple después de diez intentos fallidos para los anfitriones (6/25 en triples), y es que España volvió a vivir del juego interior y del hambre insaciable de los hermanos Gasol e Ibaka, con Navarro como oasis en el desierto exterior.

 

En el partido por el tercer y cuarto puesto de este torneo, la selección de Croacia se desquitó de la derrota ante España con un gran partido contra México (99-74), en el que los de Jasmin Repesa se escaparon ya en la primera parte para sentenciar al final liderados por Ante Tomic, discreto ante el combinado español, que se fue a los 16 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias.