España tiene una cuenta que saldar

Astou Ndour con la selección española de baloncesto

La selección española femenina de baloncesto abrirá este jueves (20.30/Teledeporte) la segunda pase del Eurobasket de Hungría y Rumanía con un duelo teóricamente asequible ante Croacia, partido que podría dar el pase a cuartos de final y que tendrá la motivación añadida del ánimo de revancha.

 

FICHA TÉCNICA.

CROACIA: Miloglav, Ciglar, Dzankic, Mazic e Ivankovic --posible cinco inicial--; Borovic, Begic, Sliskovic, Tikvic, Ivezic y Todoric.

ESPAÑA: Palau, Xargay, Torrens, Nicholls y Ndour --posible cinco inicial--; Romero, Domínguez, Cruz, Martínez, Gil, Pascua y Herrera.

PABELLÓN: Györ Arena.

HORA: 20.30/Teledeporte.

En el Eurobasket de Polonia celebrado en 2011, españolas y croatas se jugaban el pase a cuartos de final en un partido agónico que se resolvió a favor de las segundas (71-75), que fueron arrolladas por la República Checa en las eliminatorias.

"Hay ganas de venganza, no lo vamos a ocultar. Creo que hemos aprendido de lo que pasó en Polonia y mañana llegamos con muchas ganas de jugar y de saldar cuentas pendientes. Pero estamos tranquilas", ha explicado Marta Xargay, consciente de que la actual situación es mucho más desahogada que aquella.

De hecho, España es uno de los tres equipos invictos de este Eurobasket junto con Francia y Bielorrusia, después de cerrar una inmaculada primera fase con cuatro victorias. En esta segunda etapa del torneo, también le esperan duelos exigentes ante Serbia (sábado) y Rusia (lunes).

"Será difícil la segunda fase porque nos encontramos con equipos difíciles que han pasado de fase. Tenemos margen de crecimiento y alguna cosa guardada", ha avisado el seleccionador español Lucas Mondelo, que ha tenido a Alba Torrens y Astou Ndour como sus mejores jugadoras.

Al contrario que España, Croacia ha sufrido dos contundentes derrotas en este Eurobasket ante Rusia y Serbia, aunque logró el pase tras imponerse, no sin apuros, a Letonia y Gran Bretaña. Mermada por las lesiones, la selección balcánica apenas tiene rotación en su plantilla, de forma que Borovic, Sliskovic, Mazic y Ciglar se reparten casi todas las labores. En la pintura, Ivankovic tendrá la difícil misión de parar a Ndour.