España quiere poner rumbo a Francia sin sobresaltos ni pitos

Piqué, lo quiera o no, será uno de los focos de atención

A los de Vicente del Bosque les vale un punto en Las Gaunas ante la modesta Luxemburgo.

 

POSIBLESA ALINEACIONES.

ESPAÑA: Casillas; Juanfran, Piqué, Bartra, Alba; Busquets, Thiago, Cesc, Silva; Pedro y Alcácer.

LUXEMBURGO: Joubert; Chanot, Jans, Janisch, Philipps; Gerson, Martins, Payal, Joachim, Da Mota y Deville.

ÁRBITRO: Sébastien Delferiere (BEL).

ESTADIO: Las Gaunas.

HORA: 20.45/La1.

La selección española de fútbol debería certificar este viernes (20.45 horas/La1) su billete para la Eurocopa de Francia del año que viene, objetivo para lo que tan sólo necesita sumar un punto en Las Gaunas, Logroño, ante la modesta Luxemburgo.

Hace un año, el panorama en el Grupo C de la fase de clasificación no parecía demasiado halagüeño para un equipo que afrontaba la renovación y que arrastraba la crisis desatada por su temprana eliminación en el Mundial de Brasil de meses antes.

La derrota en el último suspiro en Zilina ante Eslovaquia el pasado 9 de octubre puso tensión en el ambiente y generó no dudas sobre la clasificación, sino sobre la posibilidad de tenerlo que hacer a través de la repesca, cosa que no sucedía desde 2005 cuando se acudió a este 'play-off' para estar en el Mundial de Alemania, dada la amenaza de un complicado cierre en Kiev.

Sin embargo, pese a que el juego de la actual campeona de Europa no ha alcanzado un nivel amplio de regularidad, esta no cometió más fallos y fue sacando adelante sus partidos, para tomarse la revancha ante los eslovacos para recuperar el mando del grupo y aprovechar el posterior empate de estos con Ucrania para dejar, salvo batacazo histórico, su pase a Francia en casi un trámite.

Así, a los de Vicente del Bosque únicamente les falta un punto para sellar matemáticamente su billete a la defensa de su doble corona continental y el rival, Luxemburgo, 142 del ranking de la FIFA, y el hecho de jugar en casa, donde está invicta desde hace más de once años y un total de 31 partidos sin perder, lo convierten en una tarea de no demasiada dificultad.

De todos modos, el seleccionador pedirá a sus hombres máxima concentración para deshacerse sin sobresaltos del combinado luxemburgués y de hacerlo sobre todo con una buena imagen, donde no haya cabida a la dejadez ni a la relajación y así agradar al público que se acerque a Logroño a animarla.

Esto podría ayudar al otro objetivo, el de finiquitar los silbidos a Gerard Piqué, una manía que se ha convertido en demasiado habitual cuando juega el central catalán, que por pasiva y por activa, ha reiterado su absoluto compromiso con la 'Roja'.

El jugador del FC Barcelona será titular fijo, más aún tras la baja de su compañero en el centro de la defensa, el madridista Sergio Ramos, por lo que abre el abanico de sustitutos para el de Camas, con el también culé Marc Bartra como el mejor situado tras la ausencia también por lesión de Íñigo Martínez, con el debutante Xabi Etxeita y el madridista Nacho esperando su oportunidad por la debilidad del oponente o la posibilidad de usar al polivalente César Azpilicueta.

En el centro del campo también habrá novedades por las significativas bajas de los lesionados Andrés Iniesta y Koke, a la que se añade la de última hora de Bruno Soriano. Thiago Alcántara, ausente del combinado nacional por lesiones desde marzo de 2014, podría formar con Busquets, con Cesc Fábregas y Silva. Arriba, con la baja de Diego Costa, Morata y Paco Alcácer se disputarán el puesto de '9', acompañados por la velocidad de Pedro.

Por su parte, Luxemburgo, que ya cayó en su estadio ante España de forma clara (0-4), tratará de cerrarse para evitar una goleada abultada y que tendrá complicado incluso marcar su primer gol en su historia de enfrentamientos con el combinado español.