España pone su estrella en juego ante Chile

El duelo entre España y Chile se presenta como una final

Un nuevo tropiezo, después del batacazo ante Holanda, provocaría la tempranera despedida del campeón.

 

POSIBLES ALINEACIONES

ESPAÑA: Casillas; Azpilicueta, Javi Martínez, Sergio Ramos, Jordi Alba; Xabi Alonso, Sergio Busquets; Xavi, Iniesta, Pedro; y Diego Costa.

CHILE: Bravo; Isla, Medel, Jara, Mena, Díaz; Aranguiz, Valdivia, Vidal; Alexis Sánchez y Vargas.

ÁRBITRO: Mark Geiger (USA).

ESTADIO: Maracaná (Río de Janeiro).

HORA: 21.00/Telecinco.

La selección española de fútbol, noqueada por la sorprendente derrota ante Holanda en su debut, afronta este miércoles (21.00 horas/Telecinco) su segundo encuentro del Mundial plenamente consciente de que solo le vale el triunfo frente a Chile, un 'viejo conocido' que sueña con reivindicarse como la 'Roja' auténtica y condenar al destierro a la estrella que su rival luce en la camiseta.

España llegaba al Mundial con la vitola de claro favorito tras su triunfo de hace cuatro años en Sudáfrica, pero el debut degeneró en una bofetada histórica que dejó muy tocada la moral del equipo. Tras una primera parte correcta, el equipo se desmoronó por completo en la segunda, circunstancia que aprovecharon Arjen Robben y Robin van Persie para regalarse un homenaje (5-1).

Iker Casillas fue la nítida imagen del derrumbamiento de España. Clave en la final de Sudáfrica 2010 precisamente ante el equipo 'oranje', el capitán completó una actuación impropia de su talento e incluso regaló el cuarto tanto a Van Persie, quien no desaprovechó la oportunidad de anotar a puerta vacía.

De esta forma, Vicente del Bosque, sin abandonar su habitual atalaya de calma y prudencia, se ha visto obligado a realizar una imprescindible labor de refuerzo anímico, aunque no ha olvidado el plano puramente futbolístico, avanzando "dos o tres cambios" respecto a la alineación que naufragó en el Arena Fonte Nova de Salvador.

El salmantino no ha dado pistas en los días previos, aunque el pobre rendimiento de la pareja de centrales podía dejar un hueco a Javi Martínez. En el centro del campo, la pujanza de Jorge Resurrección 'Koke' podría servirle para ocupar el puesto de Xavi Hernández, mientras que, en ataque, se barrunta una oportunidad para la verticalidad de Pedro Rodríguez. En la punta de ataque, Del Bosque podría confiar de nuevo en Diego Costa, cambiar de ariete e incluso recuperar la apuesta del 'falso nueve' con Cesc Fábregas.

Se espera que Chile repite la fórmula ganadora de Holanda y proponga una defensa con cinco integrantes, buscando solidez defensiva y rapidez al contraataque, el arma que empleó Robben para apuñalar con saña la defensa española. Por ello, la velocidad en la circulación será más importante que nunca, sobre todo teniendo en cuenta que, después de la amplia derrota inicial, también se necesitan tantos con la vista puesta en el 'goal average'.

En cualquier caso, nada hay confirmado en la alineación de una selección española que revive la situación de hace cuatro años, cuando sucumbió en su debut ante Suiza (1-0) antes de encadenar seis triunfos hasta la gloria.

La campeona, arrinconada contra las cuerdas, se agarra a aquel precedente, a su talento y a su experiencia para iniciar la resurrección en un escenario tan destacado como Maracaná. También, a un dato estadístico: en los 88 encuentros con Del Bosque en el banco nunca encajó dos derrotas seguidas.

CHILE, PENDIENTE DE LA RODILLA DE VIDAL

Al otro lado del campo espera un rival crecido tras su triunfo en la primera jornada frente a Australia (3-1), consciente de que otra victoria le metería en los octavos de final y animado por el apoyo de todo un país que reclama el apelativo de la 'Roja', hasta el punto de convertir el partido en un plebiscito sobre la propiedad del término.

Incapaz de superar a España en sus diez duelos precedentes (ocho derrotas y dos empates), el equipo entrenado por Jorge Sampaoli tiene como clara referencia ofensiva a Alexis Sánchez, quien se crece cuando viste la camiseta inicial y deja en el olvido la irregularidad que ha marcado sus tres años en el FC Barcelona.

El otro líder del equipo es Arturo Vidal, que ha llegado al Mundial tras un recuperación relámpago, ya que se operó la rodilla derecha hace poco más de un mes. El centrocampista de la Juventus, que jugó media hora ante los 'socceroos' australianos, ha reconocido que no se encuentra "al cien por cien" y su presencia no es segura. Quienes sí se alinearán serán el portero de la Real Sociedad Claudio Bravo y el delantero del Valencia Eduardo Vargas, punta de lanza de un equipo veloz y agresivo que está decidido a llegar lejos en este Mundial.



 

Noticias relacionadas