España no vulnera las normas de la UE al endurecer los controles en Gibraltar

Paso de Gibraltar

Bruselas recomienda a España revisar la organización del tráfico a la entrada en España y a la salida de España para aumentar el número de carriles de vehículos para viajeros.

La Comisión Europea ha dictaminado que España no ha infringido las normas de la Unión Europea al endurecer los controles fronterizos en Gibraltar desde el verano tras el conflicto con las autoridades del Peñón por el lanzamiento de bloques de hormigón en la bahía de Algeciras. El dictamen de Bruselas, que incluye una serie de recomendaciones tanto para España como para Reino Unido, es el resultado de la misión de expertos que el Ejecutivo comunitario envió a Gibraltar el pasado 25 de septiembre.

 

"Sobre la base de sus observaciones durante esta visita técnica y la información aportada por las dos autoridades, la Comisión no ha encontrado pruebas para concluir que los controles sobre personas y mercancías, tal como han sido practicados por las autoridades españolas en el paso fronterizo de La Línea de la Concepción, han infringido las disposiciones del derecho de la Unión en esta materia", ha afirmado el Ejecutivo comunitario.

 

"La gestión de este paso fronterizo, no obstante, constituye un reto, habida cuenta de los fuertes volúmenes del tráfico en un espacio relativamente reducido y el aumento de la introducción de tabaco de contrabando en España. La Comisión considera que las autoridades de ambos lados deberían tomar medidas ulteriores para hacer frente mejor a estos retos y formula tres recomendaciones a ambos Estados miembros", señala el informe.

 

Las recomendaciones están incluidas en sendas cartas enviadas este viernes por la Comisión a España y Reino Unido. En el caso de España, Bruselas propone en primer lugar optimizar el espacio físico disponible en el lado español del puesto fronterizo para garantizar una mayor fluidez del tráfico. Y, en particular, revisar la organización del tráfico a la entrada en España y a la salida de España para aumentar el número de carriles de vehículos para viajeros o utilizar mejor los filas existentes.

 

También le pide realizar controles más selectivos, basados en un depurado análisis del riesgo, para reducir el gran número de controles fronterizos aleatorios, así como desarrollar el intercambio de información con el Reino Unido sobre el contrabando de tabaco.

 

En su carta al Reino Unido, la Comisión pide también que Gibraltar haga controles basados en un análisis del riesgo sobre los viajeros y sus pertenencias a la salida de Gibraltar por el paso fronterizo de La Línea de la Concepción. También le recomienda optimizar la legislación y las salvaguardias con objeto de contribuir a una lucha eficaz contra el contrabando de tabaco y desarrollar el intercambio de información con España sobre el contrabando de tabaco.

 

"La Comisión opina que pueden obtenerse resultados en la lucha contra el contrabando y la delincuencia transfronteriza, así como mantener la fluidez del tráfico, mediante la cooperación diaria entre las autoridades que trabajan en cada lado de la frontera", señala el informe. Por ello, el Ejecutivo comunitario "anima a todas las autoridades pertinentes a reforzar el diálogo constructivo con sus homólogos a este respecto.

 

El Ejecutivo comunitario seguirá supervisando la situación en el puesto fronterizo de La Línea de la Concepción y ha solicitado recibir, dentro de seis meses, información de ambas autoridades sobre cómo se han tenido en consideración las recomendaciones. Bruselas se reserva el derecho a reconsiderar su posición, si la situación cambiara o evolucionara, así como a realizar otra visita al paso fronterizo de La Línea de la Concepción, si fuera oportuno en el futuro.

 

La misión a Gibraltar no abordó las cuestiones contra el fraude fiscal ni tampoco los problemas medioambientales por el lanzamiento de bloques de hormigón. Estos últimos están siendo examinados aparte por Bruselas a raíz de una queja formal presentada por España.



 

Noticias relacionadas