España llevará a la ONU la reivindicación sobre Gibraltar y buscará apoyos para entrar en el Consejo de Seguridad

Hace un año ya propuso en ese mismo marco a Reino Unido abrir un diálogo "directo y sincero" sobre la descolonización del Peñón.

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, viaja esta tarde a Nueva York para participar en la 68 Asamblea General de Naciones Unidas, donde buscará apoyos para la entrada de España en el Consejo de Seguridad de la ONU en 2015. Además, incluirá la reivindicación sobre Gibraltar en el discurso que pronunciará mañana ante los líderes mundiales, según fuentes gubernamentales.


Gibraltar es un tema que tradicionalmente han llevado a la ONU otros expresidentes como José María Aznar o José Luis Rodríguez Zapatero. De hecho, el propio Mariano Rajoy ya propuso el año pasado en ese mismo marco abrir un diálogo "directo y sincero" sobre la descolonización de Gibraltar argumentando que "se han perdido ya demasiados años".

El jefe del Ejecutivo solicitó entonces la vuelta a las conversaciones bilaterales entre ambos países, que no se celebran desde el año 2002 por la oposición de Gibraltar a que Madrid y Londres hablen entre ellos de la soberanía del peñón.

UN CONFLICTO QUE CONTINÚA

Esta reivindicación sobre Gibraltar tendrá más eco este año tras el conflicto abierto este verano, después de que las autoridades gibraltareñas lanzaran al mar 70 bloques de hormigón. Los pescadores españoles denunciaron que el objetivo era impedirles faenar y, de hecho, inutilizaron el caladero.

El vertido provocó la denuncia de España ante la Fiscalía de Medio Ambiente y ante la Unión Europea, además de la aplicación más restrictiva de los controles en la Verja, con las consiguientes colas. Una decisión, esta última, que molestó a las autoridades de Gibraltar y tuvo como consecuencia la petición, por parte del premier británico a José Manuel Durao Barroso del envío de una comisión de expertos al Peñón para verificar si las medidas españolas se ajustaban a la legalidad. Algo que aprovechó España para pedir que también revisaran el contrabando y el blanqueo de capitales.

Además y a pesar de las quejas de las autoridades gibraltareñas, el Gobierno ha insistido en que es su obligación realizar registros en la frontera, ya que la colonia no forma parte del espacio Schengen, y tiene que garantizar el cumplimiento de la legislación sobre el tráfico de personas, bienes y mercancías.

Precisamente, inspectores de la Comisión Europea visitarán mañana Gibraltar en una misión que durará un solo día para determinar si el endurecimiento de los controles fronterizos en la Verja por parte del Gobierno español desde este verano se ajusta a la normativa comunitaria, tal y como ha pedido Reino Unido, y para examinar sobre el terreno los problemas de contrabando, como exige España.

REUNIONES BILATERALES

Moncloa está terminando de cerrar las reuniones bilaterales que mantendrá en el marco de la Asamblea General de la ONU. Por el momento están previstas con los presidentes de Chile, Perú e Irán, según han indicado fuentes del Ejecutivo.

En el discurso que Rajoy pronunciará el miércoles expondrá las líneas directrices de la política exterior del Gobierno. Además, y dado que España presenta su candidatura para ser miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el bienio 2015-2016, aprovechará para "delinear las razones por las que España merece la confianza" para desempeñar ese puesto.

Con este propósito, tanto Rajoy como el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aprovecharán su presencia en la Asamblea General de la ONU para recabar apoyos a la candidatura de España al Consejo de Seguridad.

El Gobierno quiere optar a uno de los dos asientos que quedarán libres en 2015 para los países del bloque Europa Occidental y otros, para lo cual deberá enfrentarse en una votación en la Asamblea General el próximo año a otros dos candidatos, Turquía y Nueva Zelanda.

El Ejecutivo cuenta con recabar el apoyo de los países iberoamericanos, si bien reconoce que hay que hacer más "campaña" entre las islas del Caribe, y también de los europeos, por lo que tratará de centrar sus esfuerzos en los países de la región Asia-Pacífico, así como en los africanos, ya que suponen un gran número de votos.

FONDO PARA LOS ODM

El otro punto fuerte en la agenda del presidente del Gobierno durante su estancia en Nueva York, además de su intervención en el pleno de la Asamblea General, será un acto con el que España hará balance de lo que ha supuesto su Fondo para el Logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El Gobierno español ha destinado 900 millones de dólares (casi 665,3 millones de euros) entre 2007 y 2013 a financiar un total de 130 programas en 50 países de los que se han beneficiado de forma directa casi nueve millones de personas, el 74,2 por ciento de ellas mujeres, y de forma indirecta 11,9 millones.

En el acto, que se celebrará mañana, Rajoy "pondrá en valor todo lo que se ha hecho" en estos años y dejará claro el compromiso de España con la consecución de los objetivos de desarrollo del milenio --cuyo cumplimiento está previsto para 2015--, han informado fuentes gubernamentales.

Además del presidente del Gobierno, también acudirán la directora del Programa de Desarrollo de la ONU (PNUD), Helen Clark, la directora de la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, así como los presidentes de Perú, Ollanta Humala, y Senegal, Macky Sall, quienes expondrán cómo la ayuda española ha beneficiado a sus países.