España, Italia, Portugal y Francia, unidos para crear un grupo de alto nivel por la crisis láctea

También demandarán en el Consejo de Ministros extraordinario del 7 de septiembre un incremento del anticipo de las ayudas de la PAC.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha afirmado este 28 de agosto que España, Francia, Italia y Portugal pedirán a la Unión Europea en el Consejo de Ministros extraordinario del 7 de septiembre la creación de un grupo de alto nivel para que analice la crisis del sector lácteo europeo en el escenario actual, además de un incremento en el anticipo de la Política Agraria Común (PAC).

  

En opinión de la ministra, ese "escenario postcuotas" implica que "han cambiado las reglas del juego" y el sector vive "una situación diferente", por lo que es necesario un grupo de alto nivel que analice la crisis de este sector, además de una mejora del funcionamiento del Observatorio Lácteo, para que pueda obtener mejores datos que permitan una mejor toma de decisiones políticas.

  

Estos cuatro países solicitarán también que se incremente el anticipo de la PAC del 50% "que hoy ya es posible adelantar a los ganaderos europeos", ya que, según la ministra, "para paliar la situación de algunas de las explotaciones que venden por debajo de los precios de producción es importante inyectar liquidez".

  

La ministra ha anunciado que estas peticiones se presentarán al Consejo de Ministros de la Unión Europea del 7 de septiembre tras la reunión celebrada este viernes con los ministros de Agricultura de Francia, Stéphane Le Foll, de Italia, Maurizio Martina, y de Portugal, Assunçao Cristas.

  

Por otra parte, la titular española de la cartera de Agricultura ha informado de que estos cuatro países pedirán, asimismo, una revisión de los precios de intervención para la leche desnatada en polvo; una mejora de la promoción de los productos lácteos (que "significa trabajar para mejorar el consumo en la UE de un producto necesario en toda dieta a todas las edades"), así como la de los productos europeos en terceros países y que se vuelva a abrir el almacenamiento privado del queso para regular la oferta de mercado.

  

La crisis láctea es una "crisis europea" y, por lo tanto, "la CE debe dar respuesta a esta situación", ha apuntado García Tejerina, que ha señalado que estos cuatro países también solicitarán al Ejecutivo comunitario que trabaje en un sistema de etiquetado en el origen de la leche, que mejore el apoyo financiero al sector a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI), que se puedan financiar con los fondos de esta entidad plataformas logísticas para mejorar las exportaciones de productos europeos y que trabaje en la adopción de medidas que mejoren funcionamiento de la cadena alimentaria.

  

En cuanto al sector porcino, la ministra ha señalado que también se solicitará a la CE la apertura del almacenamiento privado y la promoción de estos productos.

  

García Tejerina ha anunciado que los ministros de Agricultura de estos países se reencontrarán en octubre en Bérgamo para comprobar la evolución de los mercados y avanzar en el análisis del sector lácteo "postcuota".

Noticias relacionadas