España, inmersa en el escándalo De Gea, necesita un brillante estreno

Los internacionales españoles ante su debut

La vigente campeona comienza la defensa de su corona ante la rocosa República Checa.

 

POSIBLES ALINEACIONES


ESPAÑA: Casillas o De Gea; Juanfran, Piqué, Ramos, Alba; Busquets, Thiago; Iniesta, Silva, Nolito; y Aduriz.

REPÚBLICA CHECA: Cech, Kaderabek, Kadlec, Sivok, Gebre Selassie; Plasil, Pavelka, Darida, Krejci, Rosicky y Necid.

ÁRBITRO: Szymon Marciniak (POL).

ESTADIO: Tolouse.

HORA: 15.00/Telecinco.

La selección española de fútbol comenzará este lunes en Toulouse (15.00 horas/Telecinco) su andadura en la Eurocopa de Francia con un debut engañoso ante la República Checa, primera piedra de toque real para la defensora del título ajetreada en las últimas horas por la polémica surgida alrededor de David de Gea.

Instalada en la tranquilidad que le ofrece su cuartel general de la Isla de Re, la 'Roja' se prestaba a preparar aislada su debut en el torneo continental, pero el viernes todo se alteraba con la noticia sobre la presunta implicación del portero del Manchester United en la investigación sobre el empresario porno Torbe, una turbulencia de la que se deben apartar los internacionales para no sufrir en un debut históricamente complicado de por sí.

El guardameta no dudó en salir el mismo día a defender su inocencia y tanto el seleccionador Vicente del Bosque como sus compañeros le han mostrado su apoyo. Ahora, es el propio técnico salmantino el que debe decidir qué hace con el madrileño, añadiendo más incertidumbre aún a uno de los temas complicados de su once.

Casillas o De Gea, De Gea o Casillas, ha sido una de las preguntas a las que en más ocasiones se ha tenido que enfrentar el seleccionador desde hace casi dos años. La fase de clasificación fue casi toda del mostoleño, más irregular en su temporada, y en los amistosos, Del Bosque no ha dado pistas y se ha limitado a decir que decidiría en el momento adecuado.

Este ha llegado, y todo lo que ha generado este escabroso asunto podría declinar la balanza a favor del capitán y portero del Oporto, aunque no compareció en la rueda de prensa oficial, dejando su sitio a los otros dos capitanes, Sergio Ramos y Andrés Iniesta, y alimentando más las dudas.

Con todo, el objetivo de España es dibujar una puesta en escena brillante que provoque que no se hable después del partido de todo lo extradeportivo. Se da la casualidad de que la actual campeona debutará en esta Eurocopa justo dos después de hacerlo en el último Mundial con una sonora derrota ante Holanda por 1-5.

Además, la derrota en el último amistoso ante la modesta Georgia y el poco bagaje ofensivo volvió a levantar algunas dudas sobre un equipo, con plantilla y experiencia suficiente para tratar de llegar lo más lejos posible y de aspirar a un histórico tercer triunfo consecutivo.

Con la duda de la portería, la defensa será la misma que en el Coliseum, mientras que respecto a ese partido entrarán Andrés Iniesta y David Silva, y falta por ver el acompañante de Busquets, con Cesc y Thiago como mejores colocados. Con Nolito ya fijo, Del Bosque tendrá que decidir entre sus dos diferentes '9'. Aritz Aduriz jugó en Getafe y sus características se ajustan a un partido con más fútbol por las bandas, mientras que Álvaro Morata ofrece movilidad y otro tipo de juego en busca de confundir a la ordenada defensa checa.

LA REPÚBLICA CHECA APELA A SU BLOQUE

Y es que el primer rival se antoja incómodo. La República Checa demostró en la fase de clasificación su capacidad competitiva y pese a ya no contar con tanto brillo y calidad como antaño, posee un bloque con el que intentará contener la mayor calidad del combinado español, obligado seguramente a llevar la iniciativa y a tener paciencia para abrir el entramado defensivo de los de Pavel Vrba.

El equipo centroeuropeo, que tendrá la baja del sancionado Suchy, tiene como mejores bazas al sólido portero Petr Cech y al centrocampista Tomas Rosicky, dos veteranos supervivientes del gran torneo firmado hace 12 años en Portugal, y el desborde que le da Ladislav Krejci, pero lo que predomina es el trabajo en equipo y con el que esperan ganar por primera vez como país independiente a la selección española contra la que acumula tres derrotas y un empate.

De todos modos, después de una fase de clasificación brillante, donde terminó líder de su grupo con victorias de mérito ante Holanda, la República Checa también ha dejado alguna duda en su preparación, como la derrota por 1-3 ante Corea del Sur, a la que España goleó días antes (6-1). Además, en todos los partidos de su clasificación encajó gol, muestra de cierta debilidad atrás.