España en Río: el susto por un primer positivo que no fue

Fifa y Mechaal, con la cabeza agachada, llegando a meta el pasado Europeo.

Adel Mechaal, subcampeón de Europa de 5.000 metros, no viajó con el resto de la selección de atletismo por un supuesto problema de elusión de controles antidopaje.

La selección española de atletismo ha estado en vilo unas cuantas horas a cuenta de lo que se trató como un problema de dopaje, pero que finalmente no ha sido más que un problema administrativo. El protagonista, Abdel Mechaal, subcampeón de Europa de 5.000 metros, una de las opciones de apuntarse un buen restulado. Y el problema, un presunto incumplimiento de las normas relativas a los controles antidoping.

 

Las alarmas saltaron este mismo viernes cuando el atleta fue uno de los ausentes en la expedición de la selección de atletismo. Las especulaciones volaron y pronto se habló de un problema con su acreditación antidoping, un documento que atestigua no sólo que no hay positivos, sino que el deportista se ha sometido a los controles. Según la web La Bolsa del Corredor, Mechaal no tenía este 'pasaporte' en regla porque se había saltado hasta tres veces la obligación de comunicar dónde está, una de las normas de control antidopaje.

 

La federación española reaccionó sin confirmar ni desmentir, pero poco después se supo que efectivamente había un problema con la acreditación. El responsable de atletismo en la delegación olímpica española, José Luis de Carlos, explicó que "se trata de un problema administrativo con la acreditación" que "esperamos que pueda estar resuelto en un par de días". El propio atleta confirmó la situación al diario 'El Mundo', que pudo hablar con él. El fondista ha asegurado que ya está todo resuelto porque pudo explicar la situación y que viajará próximamente a Río para disputar su prueba, los 5.000 metros.